Enlaces de accesibilidad

Irán prepara la era post-Ahmadineyad


Irán Gholam Ali Haddad Adel (c) registra su candidatura para las elecciones presidenciales en el Ministerio del Interior, en Teherán,,10 de mayo de 2013.

El proceso de registro de candidatos para las presidenciales iraníes de junio comenzó el 8 de mayo. El ayatolá Jamenei busca revancha.

El proceso de registro de candidatos para las elecciones presidenciales que se celebrarán el 14 de junio en Irán ya comenzó según ha informado el Ministerio del Interior del régimen de los ayatolás.

Las personas que deseen presentarse a los comicios cuentan con cinco días de plazo, hasta el 11 de mayo, para presentar sus candidaturas. En total, más de 20 figuras políticas iraníes han anunciado de forma oficial su intención de presentarse a las presidenciales.

En rueda de prensa, el ministro del Interior y jefe del Comité Ejecutivo Electoral de Irán, Mustafa Mohamad Nayar, informó que hasta el 10 de mayo se habín registrado 75 personas como candidatos.

La Constitución estipula que los candidatos han de tener origen y nacionalidad iraní, ser figuras políticas o religiosas, no tener antecedentes penales y tener una creencia firme en los principios fundamentales de la República Islámica y en la religión oficial, el islam.

En Irán, todos los candidatos necesitan la aprobación del Consejo de los Guardianes, integrado por seis clérigos y seis juristas islámicos, que dispone de derecho a veto y se encarga de verificar el cumplimiento de la ley islámica.

En estas elecciones, precedidas de una fuerte tensión política interna, se decidirá el sucesor del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, que ha agotado los dos mandatos de cuatro años que le permite la Constitución.

De los ultraconservadores, se han registrado Sadeq Vaez Zadeh, Ruhola Ahmadzadeh y Kamran Bagheri Lankarani, mientras que de entre los reformistas han anotado ya sus nombres Mostafa Kavakerbian y Hasan Rohani, además del conservador independiente Mohamad Saidikia.

El plazo para inscribirse no ha cerrado por lo que se espera que además de Razie Omidvar, de 46 años de edad y licenciada en economía que ya lo hizo, otras mujeres puedan hacerlo en las siguientes horas.

Ahmadineyad inició el segundo mandato tras los comicios de 2009, a los que siguieron denuncias de fraude y protestas reprimidas sangrientamente, en las que murieron decenas de personas y miles de activistas reformistas islámicos fueron encarcelados, entre ellos sus líderes, Mehdi Karrubi y Mir Husein Musavi.

Desde meses después del inicio de su segundo mandato, Ahmadineyad está enfrentado al líder supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, y los ultraconservadores religiosos seguidores de este último han acusado al entorno del presidente de “desviacionismo” del sistema religioso y de incompetencia, además de relacionarlo con casos de corrupción.

La noticia de que durante los funerales del presidente venezolano Hugo Chávez los clerigos iraníes lanzaron fuertes críticas contra Ahmadineyad por los abrazos que dio a la madre del mandatario fallecido, gesto no aprobado por las rígidas normas del Islam fue cubierta por importantes medios de prensa.

Mohamed Taghi Rahbar, que dirige los sermones del viernes de la segunda ciudad de Irán, Ispahán, manifestó que el presidente iraní había “perdido el control”.
XS
SM
MD
LG