Enlaces de accesibilidad

Denuncian fraude en elecciones presidenciales de Argelia


El ministro de Interior argelino, Tayeb Belaize, anuncia ante la prensa los resultados de las elecciones presidenciales argelinas, celebradas ayer, en Argel, Argelia.

El reelecto mandatario Buteflika votó el jueves, en sillas de ruedas, flanqueado por dos de sus hermanos, entre ellos, Said, su consejero especial, y un sobrino.

El presidente argelino Abdelaziz Buteflika, que se presentaba para un cuarto mandato a pesar de sus problemas de salud, fue reelegido sin sorpresas este viernes con un 81,53% de los votos tras unos comicios desdeñados por la mitad de los electores.

El principal adversario de Buteflika, Alí Benflis, declaró sin embargo el viernes que no reconoce los resultados, ya que reconocerlos sería convertirse en "cómplice de fraude". Benflis obtuvo, según el recuento oficial, 12,18% de los votos.

El tercer candidato, Abdelaziz Belaid, obtuvo un 3,03% de los votos, seguido de la diputada trotskista Louisa Hanoun con un 1,37%. La tasa de participación fue del 51,7%.

Estos resultados, anunciados el viernes por el ministro del Interior Tayeb Belaïz, deberán ser confirmados por el Consejo Constitucional, que tiene un plazo máximo de 10 días para examinar los eventuales recursos. El presidente electo deberá luego prestar juramente durante una ceremonia pública "en presencia de todas las altas instancias" y "entrará en funciones inmediatamente después", apunta la Constitución.

Buteflika votó el jueves, en sillas de ruedas, en la escuela Bachir El Ibrahimi en El Biar, en las alturas de Argel, flanqueado por dos de sus hermanos, entre ellos, Said, su consejero especial, y un sobrino, según imágenes difundidas en televisión. Con 77 años y con una salud muy deteriorada tras un accidente cerebrovascular sufrido hace un año, Buteflika deberá responder ahora a su promesa de una "República renovada" y poner en marcha reformas económicas para que la economía argelina sea menos dependiente del petróleo.

El candidato reelecto deberá también trabajar en una revisión de la Constitución con el objetivo de "fortalecer las libertades colectivas, individuales, los poderes del Parlamento y del Primer ministro", explicó hace poco a la AFP su director de campaña, Abdelmalek Sellal.

Según él, Buteflika "otorgará el poder a la generación de la independencia" en este país de cerca de 40 millones de habitantes, en su mayoría jóvenes, y cuyos dirigentes son principalmente septuagenarios.

La candidatura de Buteflika a un cuarto mandato tardó en ser anunciada. El 8 de mayo de 2012, durante su última aparición pública, declaró que el tiempo de su generación ya había pasado, dando a entender que se retiraría y abriría la puerta a su sucesión.

Sin embargo, el 22 de febrero pasado anunció finalmente su decisión de lanzarse a la conquista de un cuarto mandato tras una lucha en la cumbre del Estado y pese a las dudas sobre sus capacidades para dirigir el país cinco años más.

Pero, desde el anuncio de su candidatura, nadie tenía dudas sobre su reelección. Es más, su equipo dirigió la campaña bajo el tema de la "estabilidad", agitando el fantasma del miedo. Antes del anuncio oficial de los resultados, la prensa anunciaba ya la victoria de Buteflika.

"Un cuarto mandato para Buteflika", escribía en portada el viernes por la mañana el rotativo El Khabar, junto a una foto del presidente en silla de ruedas. La tasa de participación fue del 51,7%, en baja en comparación a la de 2008, estimada en un 74%.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG