Enlaces de accesibilidad

NYT ve en el drama de excarcelados cubanos un reflejo de la crisis española


Una decena de expresos cubanos participan en una acampada en Madrid abril 13 de 2012

Los cubanos son el ejemplo más prominente de la dura situación que viven los inmigrantes en ese país, según un artículo del diario The New York Times.

Los cubanos excarcelados que hace casi dos años fueron deportados por las autoridades cubanas a España junto con 647 familiares se han convertido en el ejemplo más prominente de las penurias que sufren más de cinco millones de inmigrantes llegados la última década a ese país, dice el diario The New York Times.

En un artículo que publica este viernes, el Times destaca que luego que España negoció su libertad, al llegar a Madrid los 115 disidentes “expresaron gratitud por la oportunidad que se les daba de empezar una nueva vida en un país que parecía lleno de promesas” para ellos.

Pero hoy en día –dice—muchos de esos mismos cubanos están protestando por las precarias condiciones de vida que tienen en su país adoptivo, por la falta de empleos, y por haber perdido los subsidios que les daba el gobierno, que ahora carece de dinero.

El periódico cita el caso del cubano Albert Santiago Du Bouchet Hernández, “quien se sintió tan descorazonado sobre sus circunstancias, de acuerdo con su esposa y amigos, que se suicidó en abril”.

El giro dado por los acontecimientos, agrega, ha probado ser embarazoso para Espana, una vez vista como una tierra de oportunidades y ahora una de las economías de Europa en peor situación, mientras el país avanza trabajosamente en medio de una crisis bancaria y una recesión.

El desempleo entre los inmigrantes llega al 37 por ciento –apunta—por encima del promedio nacional que es e 24,4 por ciento, de por sí ya el más alto de Europa, y según la oficina nacional de estadísticas, casi 86.000 inmigrantes de otros continentes, algunos ya ciudadanos españoles, abandonaron el año pasado el país.

A renglón seguido el periódico destaca que los cubanos insisten en que, como refugiados políticos, su situación es mucho más complicada porque no pueden regresar a la isla, y entre otros ejemplos cita el del ex preso político Ricardo González Alfonso, arrestado durante la Primavera Negra de 2003.

El ex prisionero destacó al Times que como el resto de sus compañeros fueron llevados directamente de la cárcel hasta el aeropuerto y de ahí a España. “Son cero nuestras posibilidades de retornar a Cuba, que es donde yo quisiera estar viviendo”, dijo.

El diario también cita al ex preso político y periodista Omar Rodríguez Saludes, que dijo que “el no gobierno español no estaba movido por preocupaciones humanitarias (cuando los excarcelaron) sino porque quería ser visto como el país europeo que podía cambiar la política con Cuba (…) cuando uno ve lo poco que le interesamos ahora, está claro que sólo fuimos una moneda de cambio”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG