Enlaces de accesibilidad

Correos de Cuba: "Un hombre que va a morir" 


Fragmentos de correos enviados a Orlando González Esteva por los oyentes del programa “Entre Nosotros”, que se transmite por Radio Martí de 11 a.m. a 12 y de 10 p.m. a 11 p.m., de lunes a viernes.

A Zapata Tamayo

Muere Zapata Tamayo
pero el altar de la gloria
lo depositó en la historia
con los poderes de un rayo.
No quiso ser el lacayo
que hipotecó el porvenir.
No me vengan a decir
que es mercenario Zapata.
¿Para qué quiere la plata
un hombre que va a morir?

Siempre el tirano ha querido
acallar la dignidad
si un grito de libertad
brota de un pecho aguerrido.
Es sólo para el ungido
enarbolar la bandera,
porque una nación entera
agradecerá su empeño
de hacer realidad el sueño
de una nueva primavera.

Camajuaní, Villa Clara.

***

Los cubanos nos reímos de nuestras propias desgracias, ¡qué suerte que somos así!
Ayer en la noche instalé una aplicación en mi móvil de salud natural, es una guía médica. Dentro de ésta hay una parte sobre la belleza natural donde hay diferentes tipos de mascarillas naturales. Muy emocionada comencé a leer. Ay, Orlando, la más sencilla es una cuyos ingredientes son jugo de 3 limones y 1 pepino cortado en rodajas. Muy sencillo ¿verdad? Pues en Cuba, en estos momentos, esto resulta casi imposible de realizar: no encontramos ni pepinos ni limones. Yo sola reía como una niña. Pero lo más lamentable de la situación es que los turistas que vienen a pasar sus vacaciones a cualquier parte de la geografía cubana cuentan con una gran mesa bufete en los hoteles donde vacacionan, mientras que el cubano de a pie, para conseguir un pepino y un limón, tiene que hacer un gran sacrificio que a veces resulta imposible de hacer. Saludos a todos. Los quiero mucho.

Sagua la Grande

***

Estoy escuchando su programa de hoy y estoy fascinado con lo que he aprendido sobre Martí. ¡Lástima que no haya podido escuchar los anteriores! Le agradecería que me informara cuál es el mejor libro de Carlos Ripoll para poder descubrir la tergiversación de Martí que han hecho en Cuba en las últimas décadas. Gracias por su noble labor de abrir nuestras ventanas para que penetre el sol. Un saludo fraternal.

Cupetico

***

Saludos para nuestro Entre Nosotros. Orlando, en San Andrés es muy popular un refrán que dice: "antes en Cuba la persona moría y luego la disecaban. Ahora la disecan y después se muere". Busque su significado.

Provincia de Holguín

***

Hola, amigo Orlando y radioescuchas de este maravilloso programa. Me llama la atención cómo siempre o casi siempre que vemos un muñeco de nieve le han hecho una sonrisa, y al quedar solo en la noche o en su muerte inevitable por la subida de la temperatura, no la pierde. Así debe ser el hombre creado por Dios a su semejanza: sonreír hasta en los momentos más difíciles. Qué bonito tu programa, Orlando. No dejas de asombrarnos con esos temas tan maravillosos. Los quiero. Que Dios los bendiga y gracias.

Boca de Jaruco

***

Hola, qué tal. Mi amigo, le confieso que esta semana ha sido difícil. La falta de empleo me golpea y ahora, recién casado y esperando un bebé, ya puede imaginar qué situación. Le comento esto porque en la distancia me inspira usted confianza. He sido criticado a veces. Sucede que los más críticos e inquisidores están en la propia familia. De verdad, esto me entristece y lo comparto con usted como mi gran amigo. Muchas veces sus palabras, su programa, han sido un bálsamo de parte de Dios para mi vida. Ojalá que estén en el aire por mucho tiempo. Los cubanos tienen, así, un espacio refrescante y ameno. Yo sé que para miles de coterráneos, a lo largo de este país, amanecer es un dilema; qué comer, qué vestir. La vida es tediosa, ésa es la realidad, es la verdad. Comparto un poquito de lo que estoy atravesando por si le es útil este corto episodio de mi vida. Quizás le sirva como un tema interesante del drama humano. Yo creo que aquí entramos todos los habitantes del planeta. Un feliz fin de semana y bendiciones, mi amigo.

Ciego de Ávila

***

Saludos a usted y al colectivo de Radio Martí. Algún día nos veremos. Yo nunca he votado ni lo voy a hacer. Aquí hay un solo partido para elegir.

Palma Soriano

***

¡Cubanos, ámense los unos a los otros, no se maltraten entre ustedes, debemos estar unidos y listos para el gran día en que la mentira mayúscula caiga rendida ante la honradez y la verdad plena! No tengan miedo, Dios apoya las causas justas, ya que Él mismo es un dios de justicia. Recuerden a David y a Goliat. Lo que parece imposible a los ojos de los mortales, para Él es insignificante. La mentira tiene pies cortos; la verdad no tarda en atraparla.

A mis hermanos cubanos que cada día salen a las calles a luchar cívicamente por la libertad de todos los cubanos, mis más sinceros respetos y admiración. Mantengan la frente en alto y la esperanza de que un nuevo renacer nos espera, como en tiempos bíblicos. Los judíos peregrinaron durante muchos años en busca de la tierra prometida, los cubanos de estos tiempos no podemos perder la fe de que existe ese futuro para Cuba, lleno de amor, paz y reconciliación; lleno de alegría, para que los cubanos dejen de huir de su patria en busca de la felicidad, ¡teniendo una patria tan bella y querida!

Mayabeque

***

Excelente labor la que realizan. Cuando llega un día feriado me digo a mí mismo ¡que pase, que pase pronto! No tengo el cargador para el radio por escribir a Entre Nosotros y por escucharles. Doy vueltas y vueltas a la manigueta desde temprano; vueltas hasta que escuche los programas que puedo durante el día. Si no puedo escuchar el siguiente es porque se me presenta una responsabilidad que me impide salir con ustedes… Sí, salir con ustedes. Salgo escuchándolos, y antes de salir con ustedes, más duro le doy a la manigueta y bastante: el radio dentro de la mochila y para la calle.

Mientras voy por la calle escuchando y mirando a mi alrededor pienso: no saben que la música que escucho es la que no deben perderse. Me enganché a Radio Martí por El revoltillo y me cuesta trabajo levantarme de la cama por Tempranito y de mañana. Mis padres me dicen: “No sueltas el radio y el teléfono”. Les contesto a mis padres que, por ustedes, mi esperanza de una Cuba libre no se ha esfumado. El fin de semana lo paso esperándolos. Hasta mis orejas lo agradecen.

Sagua la Grande

***

Orlando, mi hermano, te envío un fuerte abrazo. Sin Entre Nosotros no hay quien viva. Es el manantial de sabiduría del cual me nutro a diario. Además, este programa, gracias a la labor de todos ustedes que son grandes profesionales de la información, ha ayudado a que seamos mejores seres humanos.

Gracias a Entre Nosotros descubrimos a diario cosas de nuestra historia y cultura de una forma diferente; aprendemos sonriendo y eso es muy importante para los cubanos aquí, en la isla, porque aquí vivimos bajo una dictadura totalitaria. Orlando, tú y tu programa son muy importantes para nosotros aquí en Cuba. Un fuerte abrazo.


Baraguá

XS
SM
MD
LG