Enlaces de accesibilidad

Opositores desenmascaran al "dispositivo de seguridad” que los reprime


Autos patrulleros rodean la vivienda Sede Nacional del Movimiento Damas de Blanco en Lawton, La Habana. (Cortesía A. Moya).

​​Sin marcialidad alguna, descansando en la acera o charlando animadamente, transcurren los llamados operativos a la vista de los que pasan.

Desde hace algo más de dos años las Damas de Blanco vienen siendo multadas “por violar el dispositivo de seguridad”, una figura jurídica del Código Penal que aparece bajo la Disposición Legal 141, Artículo 2, Inciso H.

Las fotos y testimonios publicados por activistas de Derechos Humanos en Cuba muestran autos patrulleros, jeeps verdeolivo y un despliegue de personal uniformado y de civil que llama la atención de los vecinos de cualquier barriada.

Semanalmente el expreso político Ángel Moya Acosta hace públicas las fotos de los represores, apostados frente a su vivienda en Lawton, La Habana, la Sede Nacional de las Damas de Blanco.

Una mujer vestida de verdeolivo claro da la espalda para no ser fotografiada, otra con grados de teniente se cubre el rostro con las manos al lado de un agente vestido de civil, que de manera desafiante mira directamente al lente.

Sin marcialidad alguna, descansando en la acera o charlando animadamente, transcurren los llamados operativos a la vista de los que pasan.

“Más operativo represivo DSE-PNR en Lawton, La Habana contra sede de las Damas de Blanco”, denuncia Moya en uno de sus ya 7.129 twitts posteados.

En la calle E, esquina a Martínez en Lawton, la foto de un periodista independiente muestra un auto patrulla al lado de uno de civil, dispuesto para el operativo. En estos ejercicios de presión, camiones y automóviles de empresas estatales, también sirven para tales menesteres.

Este martes 27 de junio el activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Ernesto Oliva Torres, posteó en Twitter una fotografía donde denunciaba la presencia policial en las inmediaciones de la sede de la organización en Santiago de Cuba.

En la foto, un oficial descansa sobre el capó del auto, mientras otros dos lo acompañan.

El 25 de junio pasado el expreso político Iván Hernández Carrillo fotografió en Colón, Matanzas, a un policía de uniforme, acompañado de otros de civil –presumiblemente miembros de las temibles Brigadas de Respuesta Rápida.

Los hombresen la foto de Carrillo, huyen del sol, sentados en el muro de una vivienda.

“Fuerzas de la policía política y nacional mantienen un cerco alrededor de mi casa para impedirme viajar a La Habana, donde me encontraría este lunes con funcionaria de la Unión Europea”, denunció Hernández Carrillo.

Desde el municipio La Lisa, en la capital cubana, el activista del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo (FACOZT), José A. Pompa López, publicó en su cuenta de Facebook varias imágenes del sitio de varios autos patrulleros a la sede del grupo opositor, y a la que no pudieron llegar los activistas.

Una de las gráficas de muestra el auto del operativo junto a un carrito donde venden refrescos.

Una imagen publicada por Moya Acosta muestra a una mujer -partidaria del gobierno- con las piernas desparrancadas, los brazos abiertos y lanzando improperios a las opositoras en Lawton.

“Revolución es Represión”, twitteó Moya y agregó “Miembro de las BRR-PCC en función de incitación contra las Damas de Blanco”.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Relacionados

XS
SM
MD
LG