Enlaces de accesibilidad

Cuba: la dura prueba de la maternidad


Archivo - Hospital Materno Ramon Gonzalez Coro en Ciudad de La Habana.
A veces la decisión más prudente pareciera que es poner la vida “en espera”. Unos esperan tener una casa propia, otros a disfrutar de la juventud o terminar los estudios; muchos a irse del país, y todos esperan que Cuba cambie. Y así, esperando por un tiempo mejor, entre los muchos eventos pospuestos está la maternidad.

“Lo primero que la mujer piense es si le cuesta trabajo sobrevivir a ella misma y proveerse ella misma de lo que necesitar una persona, que es alimentarse, vestirse: ¿cómo podrá poder proveer de estas necesidades a un bebé?”, se pregunta Lilianne Ruiz, madre de una pequeña de 5 años y su pregunta se queda en el aire, sin respuesta.

Pero para Lilianne el problema va mas allá de la escasez material, tiene que ver con “una crisis total de la sociedad cubana”. En su opinión cada día es más difícil un hombre honesto y trabajador, dispuesto a fundar una familia y refiere la historia de amigas suyas con más de 33 años que “todavía no han encontrado al hombre ideal.”

Contra todos los pronósticos siempre hay quien quiere ser madre o a quien la sorprende el evento, y como dice Lilianne “al final Dios provee y siempre hay una abuelita, una tía, y un bebe es la alegría de la familia.” No es extraño encontrar entonces que quien ya ha vivido la experiencia una vez, no piensa repetirla.

Laritza Diversent, abogada de 32 años, quien tuvo a su hijo a los 19 años, prefiere no ser madre nuevamente. “Es bastante caro mantener a un niño en este país y hay que ser bastante sacrificios. También está el tema profesional. Pero sobre todo, después de que tuve a mi hijo y de que ha ido creciendo dentro del sistema, me doy cuenta de que no ha oportunidades para los hijos y eso le entristece a uno el alma.”

Las aspiraciones truncadas, la rutina de la casa al trabajo, la constate preocupación de la comida escasa y cara, ha llevado a muchas mujeres a decir: “no voy a tener hijos” o “uno solo y ya no más”, remata Laritza, al tiempo que comenta alarmada la tendencia a usar la interrupción del embarazo como método anticonceptivo.

“Muchas de las personas recurren al aborto porque no tienen condiciones para tener un hijo, no hablo solo de tener un trabajo, un salario, sino de tener un hogar propio con su pareja,” explica la joven abogada, a quien más de tres años de construcción le han enseñado cuánto esfuerzo lleva construir una vivienda en Cuba.

A pesar de que todos quieren los cambios, la realidad es que muy pocos están dispuestos a hacerlos. “La vida es muy corta” es una especie de mantra que se repite en las mentes jóvenes, a veces hasta inconscientemente, víctimas del tiempo de escepticismo y despropósito que les ha tocado vivir.

“La juventud quiere la farándula de la vida nocturna y mucha gente dice: yo lo que quiero es divertirme, yo lo que quiero es pasear,” cuenta Lilianne y se apura a agregar: “Las personas quieren emigrar, quieren irse del país y no piensan en hacer una familia.”

please wait

No media source currently available

0:00 0:05:42 0:00

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:20 0:00


Mujeres en Cuba explican porque no quieren tener hijos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:54 0:00
XS
SM
MD
LG