Enlaces de accesibilidad

Yasiel Puig limpia las bases en su cuarto partido en la MLB


Yasiel Puig se dirige al plato detrás del dominicano Hanley Ramírez, tras conectar jonrón con las bases llenas

El jonrón con las bases llenas es su tercer vuelacercas desde que el joven de Palmira fue llamado a jugar con los Dodgers el lunes.

En su cuarto partido en las Grandes Ligas, el cubano Yasiel Puig pegó la noche del jueves su primer jonrón con las bases llenas para dar a los Dodgers de Los Angeles ventaja definitiva de 5-0 sobre los Bravos de Atlanta.

Con pizarra de 1-0 a su favor, los angelinos llenaron las bases en la octava entrada luego de que Cory Gearrin permitiera sencillos con un out a Skip Schumaker y al mexicano Luis Cruz, y luego regalara boleto al emergente dominicano Hanley Ramírez.

La mesa quedó servida para Puig, de 22 años, quien tenía al público de pie y aplaudiendo a la espera de una hazaña.

El joven de Palmira, provincia de Cienfuegos, no les defraudó: conectó el primer lanzamiento y lo mandó a las gradas del jardín derecho para limpiar las bases. Fue su tercer batazo de cuatro esquinas en la semana, tras ser llamado de las ligas menores el lunes.

Desde la banca, el mánager de los Dodgers Don Mattingly y el primera base mexicano Adrián González habían estado conversando sobre lo que Puig podría hacer.

"Dijimos: 'Debería ser un grand slam', y lo fue en el primer lanzamiento", relató Mattingly. "¡Están tratando de anotar una y él hace cuatro!", exclamó.

"De verdad sale y juega como si esto le perteneciera", dijo el pitcher veterano de los Bravos Tim Hudson, citado por la AP, acerca del nuevo jardinero derecho y número 66 de los Dodgers.

Hasta el jardinero central regular del equipo, Matt Kemp, quien se recupera de una lesión en la corva en Arizona, tuiteó después del Grand Slam: "¡Ese chico es una bestia!!!! #Puig".

"Estoy muy contento de que los fans estén mencionando mi nombre, y lo bueno es que el equipo está ganando en este momento", dijo Puig a través de un traductor.

El cubano terminó de 4-2 –sencillo, ponche, roletazo al campo corto, y el vuelacercas-- una carrera anotada y cuatro impulsadas.

Puig tenía registro de 8-5 en sus primeros dos partidos en Grandes Ligas, con dos cuadrangulares y cinco remolques, antes de irse en blanco en cuatro turnos el miércoles. Ahora tiene un promedio al bate de .438.
XS
SM
MD
LG