Enlaces de accesibilidad

Cáritas enfocado en alimentar a los damnificados por Sandy


Lic. Maritza Sánchez Abiyud.

La acción caritativa y social de la Iglesia Católica en Cuba permite socorrer a los más afectados por el huracán.

“La magnitud del daño nos desborda y la recuperación se torna difícil y lenta”, señala Maritza Sánchez Abiyud, directora de Cáritas Cuba, en su segundo informe sobre el desastre provocado por el huracán Sandy en la Arquidiócesis de Santiago de Cuba y las diócesis de Holguín y Guantánamo.

Sánchez indica que la situación es tan grave en Santiago y Holguín, que alimentos y agua es lo que más necesita en este momento la población, por lo que se han estructurado los modos de entrega siguientes:

- Pequeños módulos por familia
- Mediante la elaboración de alimentos, aprovechando y sobredimensionando las sencillas estructuras de los servicios de comedores de nuestro programa para asistir a personas adultas mayores en riesgo
- Creando en algunos barrios nuevos servicios, muy precarios por cierto, para ofrecer un plato caliente de alimentos al día a personas o familias según criterio de selección.

Sánchez señala que para entregar el agua y los alimentos Cáritas Cuba ha valorado los siguientes criterios de selección:

- Familias afectadas por el huracán con escasos recursos y en cuya composición existan niños/niñas, personas adultas mayores en situación de dependencia, personas con discapacidad y otros factores que acentúen su situación de desventaja.
- Madres solteras con niños/niñas pequeños o con mas de uno
- Personas adultas mayores con escasos ingresos y sin apoyo filial
- Personas con discapacidad en situación de soledad y con bajos recursos

El informe indica que en el caso de Guantánamo, los poblados más afectados pertenecen al municipio El Salvador y las zonas costeras de Caimanera y Yateritas.

Sánchez agradece la ayuda recibida que ha permitido comprar alimentos, agua y pagar el transporte. Agrega que “las mayores dificultades están relacionadas con los altos precios de los alimentos en el mercado minorista, única opción de acceso a recursos para nuestra institución”.

“Se estima que un 85 % del fondo habitacional de la ciudad de Santiago de Cuba y un 91 % del de las zonas rurales sufrió algún grado de daño, por lo que muchas de esas personas no han podido regresar a sus hogares teniendo que convivir con la familia que les hospedó”, indica el informe.

Cáritas Cuba reconoce el apoyo financiero recibido de Catholic Relief Service y Cáritas Suiza, y la disposición de apoyo de Cáritas Alemania.

Además, señala que “Catholic Charities de Miami y Amigos de Cáritas Cuba están gestionando fondos en el sector privado y han expresado su disposición para organizar envíos de ayuda en especie, según nuestras necesidades”.

Según un informe de la ONU, "unas 200.000 viviendas han sido dañadas" por Sandy, lo que implicaría que 1,2 millones de cubanos, el 10% de la población de la isla, quedaron damnificados. Al menos 17.221 viviendas resultaron destruidas.
XS
SM
MD
LG