Enlaces de accesibilidad

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba envío de observadores a Siria


Una vista general del Consejo de Seguridad de la ONU mientras adoptan la resolución 2042 que autoriza el envío de 30 observadores internacionales para vigilar el cumplimiento del plan de paz por el gobierno sirio y la oposición. EFE/UN Photo/Paulo Filguei

Ban y Annan piden a la comunidad internacional que siga unánime ante Siria

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, coincidieron el sábado en alabar la adopción de la resolución que permite el despliegue de una misión de observadores en Siria y abogaron porque la comunidad internacional mantenga esta unanimidad.

"Doy la bienvenida a la decisión unánime del Consejo de Seguridad de mandar la misión de observadores a Siria y estoy muy contento de que haya obtenido tanto apoyo político", afirmó Ban, según especificaron los servicios de información de la ONU mediante un comunicado tras su encuentro en Ginebra, el segundo en una semana.

Ambos pusieron énfasis en la necesidad de que la comunidad internacional hable y actúe con una sola voz en los "próximos días y meses".

La resolución contó con los votos favorables de China y Rusia, que hasta ahora habían vetado en dos ocasiones sendas resoluciones de condena a Siria.

El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la primera resolución sobre Siria en trece meses de crisis, que permite el despliegue de una misión de observadores internacionales para verificar el cumplimiento del plan de paz diseñado por Annan.

Para que los observadores puedan actuar "necesitamos total libertad de movimientos para la misión y que su seguridad sea asegurada por las autoridades sirias", especificó el secretario general.

La resolución adoptada por los quince miembros del Consejo permite el envío "de 30 observadores militares desarmados", que estarán encargados de "entablar contacto con las partes e iniciar un informe sobre la plena implementación del cese de la violencia armada por todos".

La idea de Annan era que esta primera misión de avanzadilla permitiera establecer las bases para que, posteriormente, si la paz se mantiene, se despliegue una mayor, compuesta por unas 250 personas.

No obstante, la resolución aprobada hoy no hace mención a la misión "completa", y se limita a indicar que "se le pide al Gobierno sirio y a las partes que aseguren que esta misión avanzada puede realizar sus funciones".

Ban señaló que espera poder hacer "propuestas concretas" antes del día 18 para poder implementar el despliegue de la "misión completa".

Ambos conversaron sobre el "frágil" alto el fuego en Siria, y "tuvieron en cuenta" los informes que indican que se producen casos de "violencia esporádica" y que continúa la presencia de la Fuerzas Armadas sirias en los centros de población.

El secretario general reiteró que el gobierno de Siria tiene "la principal responsabilidad" de acabar con la violencia y retirar las tropas de las poblaciones.

No obstante, Ban y su predecesor reiteraron el llamamiento a todas las partes implicadas, "incluyendo el grupo de Amigos de Siria" para que ejerzan su influencia en promover que la oposición también cumpla el alto el fuego.

"Las negociaciones políticas deberían continuar incluyendo a todos los sirios".

Finamente, ambos mandatarios destacaron la necesidad de resolver cuanto antes la acuciante situación humanitaria, donde más de un millón de personas necesitan ayuda urgente, y recordaron que también hay que atender a los refugiados sirios en Turquía, Líbano y Jordania.

Para ello, Ban anunció que el próximo día 20, la directora de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) mantendrá una reunión en Ginebra para recabar apoyos para asistir a todos los afectados por el conflicto.

El conflicto que comenzó en Siria hace más de un año ha causado, según la ONU, más de 9.000 muertos, 200.000 desplazados internos y 30.000 refugiados en países vecinos.
XS
SM
MD
LG