Enlaces de accesibilidad

Presunto terrorista cubano es recluido en cárcel de Bogotá por su “facilidad de ocultamiento”


"No trabajo para Seguridad del Estado", asegura cubano que planeó ataque terrorista en Bogotá
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:52 0:00

"No trabajo para Seguridad del Estado", asegura cubano que planeó ataque terrorista en Bogotá

Raúl Gutiérrez Sánchez había recibido dinero de Estado Islámico para confeccionar una bomba casera que colocaría en un bar-restaurante de la glamorosa Zona T de Bogotá, frecuentado por estadounidenses y donde ya había pedido trabajo como lavaplatos.

Un juzgado de Bogotá ordenó enviar a la cárcel al cubano Raúl Gutiérrez Sánchez, un economista de 46 años vinculado a una investigación por su presunta intención de cometer atentados terroristas contra estadounidenses en la capital colombiana.

Según determinó el juzgado 45 de control de garantías, el sujeto debe permanecer recluido de forma preventiva en la cárcel La Modelo, para que responda por los delitos de concierto para delinquir agravado y terrorismo. Para el juez es necesaria la medida cautelar en establecimiento carcelario porque Gutiérrez Sánchez ha mostrado una “facilidad de ocultamiento”.

Vista del patio de la cárcel La Modelo de Bogotá, famosa por su hacinamiento.
Vista del patio de la cárcel La Modelo de Bogotá, famosa por su hacinamiento.

Inicialmente, el hombre le había reportado a Migración Colombia que su lugar de residencia era Sevilla, en el departamento de Valle del Cauca. Sin embargo, hace dos años funcionarios del organismo fueron hasta dicha dirección y no lo hallaron en el lugar, en donde al parecer convivía con una colombiana. Posteriormente, fue detectado en Armenia, Quindío, y por último capturado en Pereira, Risaralda.

Lo que encendió las alarmas de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU. y de la Guardia Civil española que alertaron a las autoridades colombianas fue una inusual actividad, en sitios web frecuentados por extremistas, de un dispositivo electrónico que se conectaba desde Pereira.

Ese dispositivo era el celular de Gutiérrez Sánchez. Parte de su contenido fue mostrado el miércoles en una audiencia en la que la Fiscalía colombiana lo señaló de ser parte de una red de terrorismo internacional cuyo objetivo era asesinar a norteamericanos.

En uno de los chats hallados en el teléfono el cubano reporta a alguien, en el exterior, el resultado de sus actividades de inteligencia a personal de la embajada de Estados Unidos que frecuentaban un restaurante en el norte de Bogotá. “¿Te vas a sacrificar?”, le pregunta el contacto, a lo que Gutiérrez responde: “Si toca, toca (...) Pedí trabajo como lavaplatos”.

Según la Fiscalía, este tipo de comunicaciones fueron frecuentes entre el 29 de enero y días antes de la captura. En el allanamiento de dos viviendas en Dos Quebradas, Risaralda, que fueron tomadas en arriendo por el cubano, se incautó un computador, una memoria y varios documentos, pero no había rastro de explosivos.

No obstante, también se reveló que Gutiérrez recibió más de 2 millones y medio de pesos colombianos, unos 900 dólares, para comprar los componentes de un artefacto explosivo de fabricación casera. El dinero girado, explicó la fiscal, fue transferido en una transacción via Internet por un ‘hacker’ español.

Según las pruebas que la Fiscalía presentó ante un juez de garantías, se había planeado un atentado terrorista para el 6 de marzo, pero luego fue reprogramado para el pasado martes. Un día antes, precisamente, las autoridades colombianas decidieron proceder contra su probable autor.

Durante la audiencia de legalización de la captura del cubano, se reveló que el lugar en donde se iba a perpetrar el ataque sería la Zona T de Bogotá

The Irish Pub (izq), bar-restaurante americano en la Zona T de Bogotá, popular área donde el cubano Raúl Gutiérrez pensaba atentar contra ciudadanos estadounidenses.
The Irish Pub (izq), bar-restaurante americano en la Zona T de Bogotá, popular área donde el cubano Raúl Gutiérrez pensaba atentar contra ciudadanos estadounidenses.

Esta área, parte de la Zona Rosa metropolitana, es delimitada por dos calles peatonales que forman una T, de ahí su nombre. Es una importante zona gastronómica del norte de la ciudad, con restaurantes, cafeterías, pubs y cervecerías, incluidos algunos de franquicias estadounidenses como Buffalo Wings, The Irish Pub y Starbucks. Se la considera el mejor lugar nocturno de la ciudad.

El aspecto físico de Gutiérrez Sánchez había sufrido una transformación en los últimos meses para aparecer con vestimenta asociada a una estética radical, llegando a incluir la palabra “yihadista” en su nombre de usuario en redes sociales.

El cubano no aceptó los cargos imputados de terrorismo y concierto para delinquir. “Quiero aclarar no soy agente de la seguridad de inteligencia cubana. No me considero terrorista, no conozco esa palabra. No pertenezco a un grupo islámico”, aseguró en la audiencia.

Sin embargo, ante las autoridades que lo capturaron afirmó que su intención era atacar a personal estadounidense. Preguntado al respecto dijo odiar a todos los americanos porque "son unos ladrones, conquistadores y asesinos".

(Redactado por Rolando Cartaya con información de El Tiempo y El Espectador)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG