Enlaces de accesibilidad

Papa condecora con Rosa de Oro a la Virgen Mambisa


Papa condecora con Rosa de Oro a la Virgen Mambisa
El papa Benedicto XVI condecoró a la Virgen de La Caridad del Cobre con la Rosa de Oro, durante la misa celebrada en la Plaza “Antonio Maceo” de la ciudad santiaguera, iniciada a las 7 de la noche hora local, con gran parte del pueblo cubano reunido para recibirlo.

Su Santidad hizo un llamado al pueblo de Cuba para que den nuevo vigor a su fe, para que vivan con Cristo y para Cristo, y con amor y comprensión luchen para construir una sociedad mejor que refleje mas la bondad de Dios.

El Papa agradeció primeramente a Dios la oportunidad de realizar su primera visita pastoral a Cuba, y luego ofreció palabras de agradecimiento a los presentes “venidos de todas partes” y las autoridades, además de recordar a los ausentes por diversos motivos.

“No ignoro el sacrificio y planificación con que se ha preparado este jubileo,” indicó Benedicto XVI durante la liturgia de la palabra, quien también halagó la peregrinación de la imagen de la Virgen de La Caridad del Cobre por cada rincón de la isla. El Papa explicó el papel insustituible de la Virgen en el misterio de Cristo y en el modelo de la Iglesia.

Entre las oraciones de feligreses representativos de la comunidad estuvo la petición para que los gobernantes de Cuba construyan un país “con todos y para el bien de todos” a partir de la diversidad de opiniones.

Durante toda la trasmisión especial de la misa, la explicación de la ceremonia religiosa estuvo a cargo de una conductora de la televisión y un sacerdote, con el fin de instruir a la teleaudiencia de cada detalle.

Los tema musicales interpretados durante el ritual católico fueron de autoría cubana, aseguraron los conductores de la trasmisión televisiva.

“Llevo en mi corazón –insistió el Sumo Pontífice - las justas aspiraciones y legítimos deseos de todos los cubanos, dondequiera que se encuentren, sus sufrimientos y alegrías, sus preocupaciones y anhelos más nobles, y de modo especial de los jóvenes y los ancianos, de los adolescentes y los niños, de los enfermos y los trabajadores, de los presos y sus familiares, así como de los pobres y necesitados.”

Benedicto XVI también defendió la dignidad del ser humano y manifestó que Dios "ha encomendado a la familia fundada en el matrimonio la altísima misión de ser célula fundamental de la sociedad y verdadera Iglesia doméstica".

El Papa recordó que hoy celebra la Iglesia la Asunción a María y que en Cristo Dios ha venido realmente al mundo, "ha entrado en nuestra historia, ha puesto su morada entre nosotros, cumpliéndose así la íntima aspiración del ser humano de que el mundo sea realmente un hogar para el hombre".

Benedicto XVI dijo también que Dios no sólo respeta la libertad humana, sino que parece necesitarla, y aseguró que Dios ha creado al hombre como fruto de su amor infinito "y por eso vivir conforme a su voluntad es el camino para encontrar nuestra genuina identidad, mientras que apartarse de Dios nos aleja de nosotros mismos y nos precipita en el vacío".
XS
SM
MD
LG