Enlaces de accesibilidad

Obispos de Centroamérica piden "corredor humanitario" para migrantes cubanos


Presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís con los obispos de Centroamérica.

Los prelados dijeron a los gobernantes de la región que "con buena voluntad y apego a los principios humanitarios es posible encontrar una solución eficaz a este problema".

Los Obispos Católicos de Centroamérica emitieron un comunicado pidiendo a los cancilleres reunidos este martes en las oficinas del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en El Salvador que aprueben la creación de un corredor humanitario que permita el acceso por sus países a los cubanos que viajan con destino a Estados Unidos.

"De esa manera, se evitará, en todos los países de la ruta migratoria, el estacionamiento indefinido y condición de albergados. Y a la vez se contribuirá a protegerlos de las mafias que trafican con ellos y que se aprovechan de su vulnerabilidad cuando transitan por nuestras tierras como migrantes en situación irregular", afirman los prelados.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, presente en la reunión dijo que la de los cubanos era una emigración invisible a nivel internacional y que hoy se vislumbra en su máxima magnitud, y aprovechó el fórum para exponer "la dolorosa situación de los migrantes cubanos en nuestras fronteras".

Los obispos dijeron a los gobernantes que "con buena voluntad y apego a los principios humanitarios, y al respeto a los Derechos Humanos, es posible encontrar una solución eficaz a este problema".

La declaración recuerda que los cubanos que desean llegar a Estados Unidos salieron legalmente de su país y no representan riesgo alguno para los países cuyos territorios necesitan cruzar hasta llegar a la frontera estadounidense con México.

Intervención del presidente de Costa Rica ante obispos de la región.
Intervención del presidente de Costa Rica ante obispos de la región.

Los obispos reconocen la acogida de Costa Rica a los cubanos varados en su territorio, al ofrecerles albergues y atención; pero advierten que al estar "viviendo con la incertidumbre de su futuro y agotándose sus recursos" afecta seriamente la calidad de vida de esos migrantes especialmente de los más vulnerables como son las niñas y los niños.

El comunicado de dos páginas, emitido por el Secretariado Episcopal de América Central, está firmado por su presidente José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá, y su secretario, Pablo Varela Server, obispo auxiliar de Panamá; el cardenal Leopoldo José Brenes de Nicaragua; los obispos Ángel Garachana Pérez de Honduras, Oscar Fernández Guillén de Costa Rica, José Luis Escobar Alas de El Salvador y Rodolfo Valenzuela Núñez de Guatemala.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG