Enlaces de accesibilidad

Kendry Morales, tranquilo con los Angelinos; Céspedes, ya veremos


Si Kendry debió esperar varios años por una oportunidad como regular, su faena en 2009 lo vistió de largo en el Big Show. Ojalá Céspedes levante la cabeza y siga sus pasos; una plaza dentro de los Marlins sería además, para sus compatriotas, como la guinda en el pastel.

Mientras los Angelinos de Los Ángeles han llegado a un acuerdo por un año con el primera base Kendry Morales – se desconocen los términos, pero un arbitraje salarial hubiera rondado los tres millones de dólares-- , el también cubano Yoenis Céspedes traza un penoso trayecto en su debut en el béisbol de la República Dominicana.

Céspedes escapó de la Isla con la aureola de jugador de cinco herramientas, es cotitular del récord cubano de 33 jonrones paras una temporada, y se le auguraba un contrato superior a los 30 millones que recibió su compatriota Aroldis Chapman –tirador zurdo de endiablada velocidad-- con los Reds en 2010.

"He jugado un partido nocturno por primera vez en 10 meses, pero las cosas van a mejorar”, dijo Céspedes después de irse de 4-0 con tres ponches como bateador de cortesía con las Águilas del Cibao. Pero al cabo de cinco partidos, el jardinero del municipio oriental de Campechuela tiene dos hits en 19 turnos, con seis ponches y un famélico promedio de .105.

A sus 26 años, el cubano busca en tierra dominicana el permiso de residencia que le abra las puertas de las Grandes Ligas. David Samson, presidente de los Marlins de Miami, declaró hace pocos días que la influencia latina de la ciudad pedía a gritos la presencia de Céspedes en el equipo de los peces.

"Como cubano, y como pelotero profesional en República Dominicana todo encaja perfectamente”, añadió Samson. Personeros de los Marlins como el mismísimo dueño, Jeffrey Loria, y el manager Ozzie Guillen, presenciaron una sesión de trabajo del beisbolista de Campechuela el pasado noviembre en escenarios de Quisqueya, cuando demostraron un vivo interés en contratarlo tan pronto obtuviera allí su residencia.

“Estamos en el sitio adecuado, muchos equipos lo quieren (a Céspedes) pero nosotros no haremos el papel de tontos. Esperamos que él tendrá un bono importante, un buen contrato, y estamos preparados para ello” dijo también Samson.

No se si la percepción acerca de las cualidades del aspirante a bigleaguer habrá mermado en estas amargas noches de Santo Domingo, pero Céspedes tuvo el lunes el consuelo de que su equipo venció al Licey, con pitcheo de nueve entradas del zurdo habanero Raúl Valdés.

Kendry Morales, en cambio, recibió un voto de confianza exactamente un día antes del debut de Céspedes. El toletero ambidiestro del California bateó .306 con 34 bambinazos y 108 impulsadas en 2009, tras lo cual se ha perdido una temporada y media: sufrió la fractura del tobillo izquierdo cuando celebraba haber conectado un grand slam en mayo de 2010.

Si Kendry debió esperar varios años por una oportunidad como regular, su faena en 2009 lo vistió de largo en el Big Show. Ojalá Céspedes levante la cabeza y siga sus pasos; una plaza dentro de los Marlins sería además, para sus compatriotas, como la guinda en el pastel.

XS
SM
MD
LG