Enlaces de accesibilidad

Isaac podría devenir en huracán y aplaza Convención Republicana


Vista general del estrado de la Convención nacional Republicana preparada en Tampa, Florida.

Florida decretó el estado de emergencia en el sur de su territorio ante el avance del ciclón, que podría convertirse en huracán al impactar su costa este domingo.

La tormenta tropical Isaac amenazaba este domingo con convertirse en huracán al acercarse a Florida (sureste de EEUU), donde provocó el estado de emergencia y la postergación de la Convención Nacional Republicana, tras pasar por Cuba y azotar a Haití, donde dejó cuatro muertos.

Florida decretó el estado de emergencia en el sur de su territorio ante el avance del ciclón, que podría convertirse en huracán al impactar su costa este domingo.

Esta amenaza provocó que el Partido Republicano postergara el inicio de su convención nacional -previsto para el lunes en Tampa- hasta el próximo martes, informa la AFP.

La tempestad pasará muy cerca o tocará este domingo el archipiélago de los Cayos en Florida, donde un alerta de huracán ha sido decretado, así como en otras zonas del estado, informó en la mañana del domingo el Centro Nacional de Huracanes (CNH), organismo con sede en Miami.

A las 11H00 locales (15H00 GMT), la tormenta se encontraba a 130 km al sureste de Cayo Hueso y a 180 km al este noreste de La Habana, Cuba.

Con vientos de 100 km/h y ráfagas más fuertes, Isaac se desplazaba hacia el oeste noroeste a unos 3o km/h y podría reforzar sus vientos en el curso de las próximas 48 horas, precisó el CNH.

La tormenta atravesó Haití el sábado y dejó cuatro muertos, y luego pasó por Cuba antes de enfilar por el Caribe hacia las costas del sur de Florida, recordó el CNH.

"Se estima que Isaac se convierta o esté cerca de alcanzar la categoría de huracán cuando llegue a los Cayos de Florida", precisó el servicio estadounidense, según recoge la AFP.

El gobernador de Florida, Rick Scott, exhortó a la población a tomar las medidas acordes para casos de huracán y algunos vuelos fueron cancelados para el domingo desde Miami a Tampa.

El alcalde de Tampa, el demócrata Bob Buckhorn, se mostró optimista y aseguró que "todos los días después del lunes, serían buenos", en declaraciones a la cadena Fox News.

Los dirigentes republicanos esperan recibir a 50.000 militantes en Tampa, que asistirán a discursos, fiestas y a la nominación formal del ex gobernador de Massachusetts (noreste), Mitt Romney, como el candidato que enfrentará al presidente Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

"La seguridad de los que están en el trayecto de Isaac es lo más importante. Celebro a aquellos que en Tampa están reorganizando los cambios apropiados", dijo Romney el sábado.

El gobernador Scott suspendió su aparición en la convención para abocarse a las tareas de precauciones y seguridad de las 19 millones de personas que viven en el estado, mientras que el vicepresidente Joe Biden canceló un viaje que tenía previsto a Tampa y otras ciudades de Florida.

En Cuba, la tormenta atravesó el sábado dos provincias del oriente por cinco horas y dejó daños en viviendas y cultivos, pero sin que se registraran víctimas, según los primeros reportes publicados este domingo por la prensa local.

Isaacc penetró por la zona de Imías, en el extremo oriental del país, y en su impacto causó daños en la cercana Baracoa, la ciudad más antigua de la isla, donde afectó a unas 20 casas, derribó postes y tendidos eléctricos, informó el diario Juventud Rebelde.

También se perjudicaron 430 hectáreas de coco, plátano y cacao, mientras aún sigue lloviendo en todo el territorio nacional y Defensa Civil mantiene la vigilancia y medidas preventivas ante posibles inundaciones.

Los daños reportados hasta ahora son pequeños comparados con los causados por otros ciclones, como los tres huracanes que azotaron la isla en 2008 y dejaron 10.000 millones de dólares en pérdidas, que incluyeron daños a 500.000 viviendas.

Fuertes vientos y lluvias torrenciales anticiparon hoy el paso de la fortalecida tormenta
tropical "Isaac" cerca del sur de Florida, que permanece en estado de emergencia, aunque la preocupación empieza a trasladarse a la costa estadounidense del Golfo de México, incluida Nueva Orleans.

"El mensaje es muy claro: Qudese en casa y a salvo", resumi hoy en una conferencia de prensa el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, quien explic que, aunque los riesgos para el sur de Florida se han atenuado, los responsables de emergencias han de "ponerse en lo peor" y los ciudadanos han de permanecer informados.

Est previsto que esta noche "Isaac" atraviese los cayos de Florida, procedente del norte de Cuba, pero, según Giménez, ya se han tenido que cancelar unos 500 vuelos en el aeropuerto de Miami y unos 150 en el de Fort Lauderdale, y unas 3.900 familias han perdido el suministro eléctrico slo en el condado de Miami-Dade.
XS
SM
MD
LG