Enlaces de accesibilidad

Cuba pierde su derecho sobre el ron de la discordia


La marca Havana Club perdió su licencia para comercializarse en los EE.UU

La Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó acorde a las leyes, la propuesta cubana para renovar la patente del ron Havana Club

La Corte Suprema de los Estados Unidos acabó la disputa por el ron de la discordia denegándole el derecho al grupo francés de vinos y licores Pernod Ricard a conservar en este paٌís la marca Havana Club luego de que perdieran su última apelación, reportó la agencia AFP.

La noticia dada a conocer a inicios de esta semana, se produjo después de una decisión en 2011 de un tribunal de apelaciones en Washington que también había denegado a Pernod una solicitud de renovación excepcional de su licencia.

Comercializado en más de 120 países, el Havana Club que se destila por una empresa conjunta del grupo francés y del Estado cubano, perdió su licencia en 2006 con el amparo de la Sección 211 de la Ley Ómnibus, aprobada por el Congreso de los Estados Unidos. Aprobada a fines de 1998, la mencionada legislación prohíbe el reconocimiento y renovación de marcas asociadas a propiedades nacionalizadas por el Gobierno cubano.

Por su parte, el gobierno castrista publicó una nota de su Ministerio de Relaciones Exteriores donde califica la decisión del Tribunal Supremo como “maniobras de la mafia anticubana de Miami” y responsabilizó al gobierno de los EE.UU de ser “el único responsable del robo de la marca Havana Club a su legítimo titular”. También destacó el diario castrista Granma que “Cuba ha respetado invariablemente, sin la menor discriminación, las obligaciones” jurídicas internacionales con cinco mil marcas y patentes norteamericanas.

Bacardí aprovechó en 2006 la suspensión de la licencia a Cuba para bautizar así su ron puertorriqueño debido a que sigue la receta de su fundador José Arechavala, tomada por los descendientes exiliados en Estados Unidos después del arribo de los Castro al poder.
XS
SM
MD
LG