Enlaces de accesibilidad

El electo mandatario será interino y por dos años, y de esta manera se busca detener la violencia en el país árabe que ha logrado una salida pacífica a la crisis política por la que atraviesa.

Este martes los yemeníes acuden a las urnas para elegir presidente, en sustitución de Alí Abdalá Saleh, quien se encuentra en Estados Unidos bajo tratamiento médico.

Unos 12 millones de electores están inscritos en los comicios, que se logró gracias a un acuerdo que permitió a Saleh dejar el poder a cambio de inmunidad para él y los suyos. Con este resultado Yemen es el primer país árabe donde un levantamiento culmina en una solución negociada.

La elección es simbólica, pues el vicepresidente Abd Rabo Mansur Hadi es el único candidato y será elegido por un periodo interino de dos años.

Hasta el momento se han reportado enfrentamientos en el sur, que dejaron cuatro muertos y obligaron a cerrar la mitad de las oficinas de voto en Adén.

XS
SM
MD
LG