Enlaces de accesibilidad

A Cuba le interesa algo más que la paz en Colombia


El gobierno colombiano y las FARC dialogan en busca de un acuerdo de paz desde el lunes en La Habana.

El diario digital Global Post destaca que un arreglo de las FARC y el gobierno colombiano haría obsoleta la permanencia de Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

Un acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno colombiano, que esta semana iniciaron conversaciones en La Habana, sería un gran logro diplomático para el gobierno de Raúl Castro y un revés para los intentos de Washington de castigar a Cuba por sus nexos con la guerrilla, dice un artículo del diario digital GlobalPost.

“La insurgencia marxista-leninista de Colombia fue en parte inspirada por la revolución cubana de Fidel Castro en 1959”, dice, pero el gobierno de la isla ha pagado “un alto precio” por sus vínculos con los guerrilleros colombianos.

El precio ha sido, añade, la inclusión de Cuba desde 1982 en la lista negra del Departamento de Estado que relaciona a los “estados patrocinadores del terrorismo”, lo que “es más que una designación simbólica, puesto que amenaza con castigar a las instituciones financieras globales que hagan negocios con La Habana”.

El GlobalPost subraya que los comandantes de las FARC, acusados de estar involucrados en el tráfico de cocaína accedieron a principios de año a dejar de llevar a cabo secuestros, dos fuentes de ingresos que han sido considerables para la guerrilla, y una razón principal para que EE.UU. la haya designado una organización terrorista.

Pero si Cuba logra que las FARC y el gobierno colombiano acuerden un cese el fuego permanente, dice el Post, analistas aseguran que eso haría obsoleta la permanencia de Cuba en la lista de países auspiciadores del terrorismo, " incluso si los legisladores anticastristas de línea dura en el Congreso de EE.UU. tratan de bloquear un cambio”.

Incluso más, agrega, un final del conflicto en Colombia haría girar en redondo a Cuba “de ser un país marginado regionalmente durante la Guerra Fría, cuando La Habana armó y respaldó a movimientos guerrilleros en todo el hemisferio, a (ser) un pacificador latinoamericano”.

Sin embargo, precisa, que incluso con Cuba esforzándose al máximo bajo cuerda para conseguir un trato entre la guerrilla y las autoridades de Colombia, hay varias razones para ser escépticos. “Esta es la cuarta vez --destaca-- que ambas partes se sientan (para intentarlo) en los últimos 30 años”.
XS
SM
MD
LG