Enlaces de accesibilidad

“Preocupante” misil norcoreano


Sistema de misiles listo para interceptar cualquier violación enemiga

El rechazo internacional del experimento se une a la denuncia de campos de reconcentración en Corea del Norte con 200 mil personas

La intención de Corea del Norte de lanzar un misil de largo alcance resulta preocupante para la seguridad de varias naciones que se oponen a los experimentos de ese país comunista.

Las fuerzas armadas de Japón desplegaron misiles tierra-aire en cuatro puntos de la provincia de Okinawa para interceptar el misil, en caso de que amenace con caer en suelo niponés. Las maniobras defensivas incluyeron también el despliegue de embarcaciones niponas a Corea del Sur y Singapur.

El lanzamiento del proyectil de largo alcance está planificado entre el 12 y el 16 de abril, informó la agencia EFE, luego de que las Fuerzas de Auto Defensa de Japón concluyeran la instalación de misiles Patriot Advanced Capability-3.

Japón, Corea del Sur y Estados Unidos han condenado los planes de Pyongyang por considerar que en realidad encubren el ensayo de un misil balístico, lo que violaría una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia, con quien comparte fronteras, rechazó la invitación para asistir al lanzamiento del cohete norcoreano. Igual postura sostuvo Tokyo, el cual espera una respuesta de la ONU si Pyonyang lanza el satélite.

El Secretario de Defensa de EE.UU, Leon Panetta y su homólogo japonés, Naoki Tanaka, instaron a Pyonyang a “hacer lo correcto” y desistir de sus pretensiones para conmemorar el centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung.

Las tensiones con Corea del Norte se producen cuando más de 40 organizaciones civilistas exigieron a la ONU abrir una investigación sobre la vasta red de campos de concentración en el país, en los que se calcula se encuentren recluidas unas 200 mil personas.

Entre los signatarios están la Federación Internacional de Derechos Humanos, Human Rights Watch, Open North Korea, El Centro Simon Wiesenthal, Conectas, People in Need y Freedom House, que denuncian que los prisioneros realizan trabajos forzados por más de 12 horas los siete días de la semana.

Añaden que las condiciones en los campos de concentración en Corea del Norte se ven agravadas por enfermedades como la tuberculosis o la neumonía, y las personas encarceladas están al borde de la hambruna.
XS
SM
MD
LG