Enlaces de accesibilidad

Aparatosa caída de atleta chino en las olimpiadas fue un montaje


Ajena a que el gobierno y la prensa estatal le ocultaba la verdad, toda China esperaba un medalla de oro de Liu Xiang.

"Liu Xiang sabía; los funcionarios sabían. Sólo los televidentes esperaron tontamente el momento de los milagros".

Una crónica periodística resalta que el momento en que al atleta chino Liu Xiang se cayó en la carrera de 110 metros con vallas durante los recientes Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue para millones de televidentes en su país uno de los más dramáticos y desgarradores de la competencia, pero ahora en vez de tristes se sienten engañados.

El comentario, difundido en la página digital de la BBC, subraya que “lo que ha indignado particularmente a la gente es que CCTV, la televisora estatal china, tenía conocimiento de que Liu Xiang no estaba apto para la competencia, y toda la cobertura fue un montaje”.

Lo cierto es, destaca, que Liu Xiang está considerado un héroe nacional en China, porque fue el primer ganador de medalla de oro en atletismo en la historia del país, en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004, pero la teleaudiencia desconocía que el deportista estaba lesionado y no tenía posibilidades de ganar otra presea.

El escándalo ahora ha salido a flote de la peor manera cuando un periódico, el Oriental Guardian, tituló: "Liu Xiang sabía; los funcionarios sabían. Sólo los televidentes esperaron tontamente el momento de los milagros".

El diario recuerda que cuando cuando Liu Xiang tropezó con la primera valla y cayó, el comentarista de CCTV, Yang Jian, estaba casi llorando, su voz entrecortada y fue muy emotivo. Pero “las palabras -y las lágrimas- ya estaban escritas de antemano”.

La bomba estalló, apunta el periódico, cuando el jefe del equipo de comentaristas de CCTV admitió en un seminario público que Yang Jian había escuchado que Liu tenía una lesión grave.

De modo que, agrega, los gerentes de CCTV dieron instrucciones a su comentarista para que preparara cuatro guiones separados que cubrieran todas las eventualidades. "La versión 'llorando' –subraya-- fue una de las cuatro".

Ahora, las protestas de los ciudadanos llueven por todos lados, y el asunto ha provocado que más de un millón de personas hayan publicado comentarios en Weibo, el servicio de la micro-blogs de China, dice BBC.

Algunos dicen sentirse “disgustados”, otros “traicionados”, señalan que quienes les mintieron son “una basura”, y que no quieren seguir siendo “un público que no sabe la verdad”.

Un usuario afirmó categóricamente que “esto sólo puede ocurrir en China. Actuar y cometer fraude son de las muchas habilidades que se aprenden del gobierno".

La conclusión de la crónica de BBC es que “la cobertura olímpica de Liu Xiang parece haber dado a la gente una razón más para ser cínica”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG