Enlaces de accesibilidad

China detiene a abogado de derechos humanos tras carta crítica al presidente


El abogado chino de derechos humanos, Yu Wensheng.

En una carta abierta al presidente chino, Yu Wensheng pedía al mandatario chino Xi Jipining una reforma de la formación para lograr una China "con libertad, democracia, derechos humanos y un Estado de derecho".

Pekín.- Las autoridades chinas detuvieron el viernes a Yu Wensheng, un destacado abogado de derechos humanos, informó a Efe la familia, tan solo unos días después de que le retiraran la licencia para ejercer la abogacía tras publicar una carta criticando al presidente chino, Xi Jipining.

La esposa del abogado, Xu Yan, explicó que la detención se produjo sobre las 6.30 horas (22.30 GMT del jueves), cuando Yu salió de su vivienda de Pekín para llevar a sus hijos al colegio.

Los niños regresaron poco después a casa y contaron a su madre que la Policía se había llevado a su padre en medio de un gran dispositivo policial, ya que aseguraron haber visto al menos cuatro coches y una docena de agentes.

Yu empezó a tener problemas con las autoridades tras publicar una carta abierta en la que aseguraba que Xi no era "apto para seguir en la presidencia" por "estar fortaleciendo el control totalitario" en el país asiático.

En el escrito, publicado días antes del XIX Congreso del Partido Comunista celebrado el pasado octubre, el abogado pedía una reforma de la formación para lograr una China "con libertad, democracia, derechos humanos y un Estado de derecho".

Tras su detención, Amnistía Internacional (AI) mostró su
preocupación por la posibilidad de que el letrado sea acusado de
crímenes graves como "incitación a la subversión contra el poder del
Estado", un cargo por el que, por ejemplo, el activista y bloguero
Wu Gan fue condenado a 8 años de prisión el pasado diciembre.
"La detención de Yu Wensheng muestra que el Gobierno chino es
cada vez menos tolerante con las críticas a los líderes estatales",
denunció a Efe el investigador de AI Patrick Poon.
El pasado lunes, el Buró de Justicia de la capital informó a Yu
de la retirada de su licencia para ejercer la abogacía porque
supuestamente no trabaja actualmente para ningún bufete.
El mismo Yu explicó entonces, en declaraciones a Efe, que se
trataba de un "truco" del Gobierno, ya que tenía constancia de que
las autoridades habían presionado a diferentes despachos de abogados
para que no le contrataran.
Para no crear "problemas" a otros compañeros, Yu decidió iniciar
recientemente el procedimiento necesario para crear su propio
despacho, pero las autoridades se lo denegaron, añadió.
"Lo esperaba porque en los últimos años participé en muchos casos
de derechos humanos", confesó el letrado, que ha llevado numerosos
casos de disidentes o activistas.
Bajo la presidencia de Xi, que llegó al poder en marzo de 2013,
las autoridades chinas han reprimido a algunos de los más
prominentes abogados chinos de derechos humanos del país, como Xu
Zhiyong, fundador del movimiento "Nuevo Ciudadano", condenado en
2014 a cuatro años de prisión entre las críticas de la comunidad
internacional.
La organización Human Rights Watch (HRW) denunció a finales de
2017 que China había iniciado una nueva ronda de presiones y
amenazas contra bufetes dedicados a la defensa de los derechos
humanos.
Por ejemplo, las autoridades investigaron y sometieron a
interrogatorios a algunos abogados que ya están "familiarizados con
el acoso oficial", según HRW.
En 2015, China vivió una de las mayores olas represivas contra
abogados de derechos humanos, cuando cientos de letrados fueron
detenidos o interrogados, varios de los cuales denunciaron haber
sufrido torturas. EFE

XS
SM
MD
LG