Enlaces de accesibilidad

Cancilleres de Cuba y Suiza se reúnen en La Habana


El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, y su homólogo de Suiza, Didier Burkhalter, en La Habana.

El ministro de Asuntos Exteriores suizo, Didier Burkhalter, participó en la histórica ceremonia de reapertura de la embajada de Estados Unidos.

El ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, participó en la histórica ceremonia de reapertura de la embajada de Estados Unidos en La Habana, por invitación de su homólogo estadounidense John Kerry.

Burkhalter llegó a Cuba el 13 de agosto y se marchará el 14. En el primer día se reunió con altos responsables políticos cubanos, incluido el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, reportan agencias de noticias.

Las próximas fases en el proceso de acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, las reformas en la isla, la cooperación multilateral y los Derechos Humanos fueron los temas principales que abordó en su encuentro, dijo el Ministerio de Exteriores suizo.

Este viernes, Burkhalter participó en la ceremonia oficial de reapertura de la representación diplomática estadounidense en la isla, más de medio siglo después de que ambos países rompieran relaciones diplomáticas. Por esa razón, Suiza aceptó en 1961 la petición de Washington de asumir el rol de Estado protector para la defensa de los intereses estadounidenses en Cuba.

La Confederación Helvética jugó un rol activo entre ambos países, que fue más allá de la puesta a disposición de servicios consulares. Durante cerca de dos décadas funcionó como el canal de comunicación entre Washington y La Habana y contribuyó de forma importante a rebajar las tensiones en algunos de los momentos más críticos del periodo de la Guerra Fría.

En 1977 Estados Unidos y Cuba acordaron que ambos países abrirían en el otro una oficina llamada "Sección de Intereses", lo que redujo el rol de Suiza a aspectos más formales.

El 20 de julio de 2015, cuando las relaciones diplomáticas cubano-estadounidenses quedaron oficialmente restablecidas, se puso también fin al papel de Suiza como representante de Estados Unidos en Cuba y viceversa.

Cuba es actualmente uno de los países prioritarios para la cooperación internacional de Suiza, particularmente en el área de la descentralización. Suiza considera que hay un buen potencial en las relaciones económicas con Cuba en el periodo que se abre.

El valor de las importaciones de Cuba a Suiza fue de 31.2 millones de francos suizos ($31.6 millones), mientras que las importaciones de la isla se elevaron a 17.8 millones de francos ($18 millones).

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG