Enlaces de accesibilidad

40 euros y una visa para hablar con el Papa


Papa Benedicto XVI saluda a Raúl Castro
Conseguir una audiencia con el Papa Benedicto XVI es más fácil de lo que parece. Después de visitar los sitios web Viator y Catholic.net, queda claro que las Damas de Blanco solo necesitan una visa y 40 euros para tener una audiencia con el Papa, libre de arrestos sorpresa y sutiles indiferencias.

La página web Viator, especializada en paseos turísticos por la ciudad de Roma, promociona una audiencia pública con el Papa en Roma como un producto más. En la página se muestra los días disponibles aún y el listado de precios, comenzando con 36 euros.

También aclara que “las entradas son gratuitas pero limitadas, y es necesario tener una reserva confirmada”. Ese monto de dinero sería para la agencia que facilita a los turistas la visita a la audiencia con el Papa.

Pero sus gestiones resultan de mucha utilidad ya que “si desea asistir a una audiencia papal con Benedicto XVI en el Vaticano, es imprescindible hacer reserva anticipada.”

“Reserve con antelación y no perderá tiempo durante sus vacaciones en Roma,” previenen en la página a quienes estén deseosos de encontrarse con Su Santidad.

El encuentro se realiza en la Plaza de San Pedro, en la Basílica de San Pedro o en la Sala de Audiencias, en dependencia “las condiciones meteorológicas y del número de peregrinos que realicen la visita cada día en particular.”

Catholic.net por otra parte, también aclara que la entrada a las audiencias y a las ceremonias papales se puede pedir personalmente, por teléfono a la Prefectura de la Casa Pontificia del Vaticano o por escrito en inglés o italiano a la misma dirección.

Cada miércoles a las 10 y 30 de la mañana el Santo Padre se reúne con los fieles asistentes en una llamada audiencia general.

“Los códigos de vestimenta son muy importantes –apuntan en Catholic.net -, siendo necesario para las mujeres vestir una ropa modesta, de colores oscuros, con los brazos y la cabeza cubiertos. Los hombres deben llevar traje oscuro y corbata.”

Una sección especial de las audiencias papales está dedicada a las parejas casadas por la Iglesia Católica en los dos últimos meses, al igual que los coros que deseen cantar para el Papa durante medio minuto, los cuales tiene que indicar su petición en la solicitud enviada.

Quienes desean recibir la bendición papal o rezar el Angelus junto al Santo Padre ni siquiera requieren una entrada solicitada con antelación “simplemente deben presentarse en la Plaza de San Pedro al mediodía del domingo.” Ojalá un día las Damas de Blanco tengan esa oportunidad.
XS
SM
MD
LG