Enlaces de accesibilidad

Obama llega a una Sudáfrica en vilo por salud de Mandela


Oración por Mandela

En su último acto en Senegal, Obama acudió a una reunión sobre seguridad alimentaria.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, salió hoy del Aeropuerto Internacional de Dakar en dirección a Sudáfrica, la segunda parada de su gira africana, que inauguró el pasado miércoles en Senegal, señaló la agencia EFE.

Obama, fue despedido a pie de pista por el presidente de Senegal, Macky Sall, y su esposa, Marieme, así como por los máximos cargos estatales.

En su último acto en Senegal, Obama acudió a una reunión sobre seguridad alimentaria poco antes de partir hacia Sudáfrica, país que permanece en vilo por la salud del que fue el primer presidente negro del país, Nelson Mandela.

Ayer, Obama se reunió con el presidente de Senegal, Macky Sall, y su encuentro fue valorado de muy positivo, según ambos mandatarios declararon en rueda de prensa ofrecida ante cientos periodistas acreditados para la cobertura de la visita.

El presidente estadounidense participó el mismo día en una reunión con altos responsables de instituciones judiciales de una decena de países africanos y con representantes de la sociedad civil senegalesa.

La visita de la Casa de los Esclavos de isla de Goree, uno de los principales punto de salida de millones de deportados hacia América entre los siglos XVI y XIX, fue también un acto destacado del programa de Obama.

"La visita de Goree me ha permitido entender los sufrimientos de los esclavos. Es para mí una motivación en la lucha por los derechos humanos", comentó Obama en declaraciones que reproduce hoy la prensa local.

Se espera que en el día de hoy visite Sudáfrica, una nación en vilo por la salud del líder antiapartheid, Nelson Mandela, hospitalizado desde hace días en estado crítico.

En la última información oficial, el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, anunció ayer que Mandela se encontraba estable tras experimentar una leve mejoría, aunque seguía estando en estado "crítico".

Poco antes, la hija mayor del expresidente, Makaziwe Mandela, había asegurado en una entrevista a la radio pública que su padre estaba en una situación "muy crítica".

Entretanto, Sudáfrica se prepara para recibir hoy al presidente Obama, que comenzará mañana en el país austral los actos oficiales de su visita de dos días.

"Él (Mandela) es uno de mis héroes personales, un héroe para el mundo. Su legado durará siglos", afirmó ayer en Senegal Obama, que homenajeará a su "héroe" el domingo en Ciudad del Cabo (suroeste de Sudáfrica) con una visita a la Isla de Robben, en la que Madiba estuvo preso 18 años.

Nelson Mandela luchó durante 67 años contra el régimen de segregación racial o "apartheid", en cuyas cárceles pasó 27 años y contrajo los problemas respiratorios que padece de forma recurrente.

Tras ser liberado en 1990, Madiba encabezó, junto al último presidente del "apartheid", Frederik de Klerk, el desmantelamiento pacífico del régimen racista. Esta lucha les valió a ambos el Premio Nobel de la Paz de 1993.
XS
SM
MD
LG