Enlaces de accesibilidad

Primer ministro turco insta a poner fin a intensas protestas


Policías antidisturbios turcos disparan botes de gas lacrimógeno contra los manifestantes durante una protesta contra la planeada construcción de un centro comercial en la Plaza Taksim, en Estambul, Turquía, hoy, sábado, 1 de junio
El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, hizo el sábado un llamado a poner fin a las protestas antigubernamentales más intensas en años, en un día en que las autoridades arrestaron a casi un millar de personas en manifestaciones en todo el país.

La policía antidisturbios, apoyada por vehículos blindados y helicópteros, lanzó gas lacrimógeno y cañones de agua en Estambul y Ankara por segundo día consecutivo. El ministro del Interior, Muammer Guler, dijo que 939 personas fueron detenidas en más de 90 manifestaciones diferentes.

Las protestas comenzaron a última hora del lunes en el parque Gezi, cerca de la plaza Taksim de Estambul, después de que se derribaran unos árboles bajo un plan de desarrollo gubernamental, pero se ha convertido en una manifestación más amplia contra lo que consideran un autoritarismo de Erdogan y su Partido Justicia y Desarrollo (AKP), de raíces islamistas.

El sábado, una multitud de manifestantes corearon "unidos contra el fascismo" y "dimisión del Gobierno" rumbo a la plaza Taksim, lugar de unas violentas protestas donde cientos de personas resultaron heridas el viernes.

La policía se enfrentó con los manifestantes que encendieron fuegos en las calles cercanas a la oficina del primer ministro Erdogan.

"Los que tienen un problema con las políticas del Gobierno pueden expresar sus opiniones en el marco de la ley y la democracia", sostuvo Erdogan en un discurso televisado.

Los manifestantes también lanzaron piedras en enfrentamientos con la policía en el distrito de Kizilay, en el centro de Ankara, donde un helicóptero lanzó gases lacrimógenos contra la multitud. También hubo protestas en la ciudad costera de Izmir Aegean.

Erdogan dijo que la remodelación del Parque Gezi está siendo utilizada como una excusa para los disturbios y acusó al principal bloque opositor, el Partido Republicano del Pueblo, de estar avivando las tensiones.

Sin embargo, las protestas al parecer incluyen un amplio espectro de personas que se oponen al Gobierno de Erdogan y no estarían organizadas por ningún partido político.

El líder del Partido Republicano del Pueblo, Kemal Kilicdaroglu, acusó a Erdogan de comportarse como un dictador.

"Decenas de miles de personas dicen que no (a Erdogan), se oponen a la dictadura", dijo.

Erdogan sigue siendo, por lejos, el político más popular del país, pero los críticos apuntan a su supuesto autoritarismo y a la intromisión religiosa en la vida de una república secular.

El incremento de unas restricciones en la venta de alcohol y las advertencias a las demostraciones públicas de afecto también han dado lugar a protestas en las últimas semanas. Además, las preocupaciones de que las políticas del Gobierno puedan arrastrar a Turquía al conflicto en la vecina Siria han provocado algunas manifestaciones pacíficas.
XS
SM
MD
LG