Enlaces de accesibilidad

ABC News: generosidad chavista hacia Cuba se complica sin Chávez


¿Zapatos demasiado grandes?: Sin el carisma ni la estatura de Chávez, y en medio de inflación, escasez y otros entuertos domésticos, Maduro podría verse presionado a reducir la ayuda al exterior.

El autor, Stephen Keppel, señala que Nicolás Maduro estaría bajo mayor presión interna para reducir la ayuda al exterior, debido a serios problemas económicos en casa.

En un análisis de las consecuencias de la muerte de Hugo Chávez para Cuba, Venezuela y Estados Unidos, Stephen Keppel, de la división de noticias de la cadena ABC, señala que si Chávez era políticamente influyente en América Latina, su influencia económica era aún mayor, especialmente con países aliados como Cuba, Nicaragua, Ecuador, Argentina, Bolivia y una veintena de países del Caribe, que se benefician del programa venezolano de descuentos petroleros y facilidades de pago, PetroCaribe .

En nombre de la "solidaridad económica”, según la petrolera estatal PDVSA, en 2011 Venezuela envió 243.500 barriles de petróleo diarios (alrededor de un 8 por ciento de su producción) a 16 países de América Latina.

Pero Keppel señala que la ausencia de Chávez y la reducción potencial del apoyo económico tendría el mayor impacto en Cuba, país que recibe más de 100.000 barriles diarios de petróleo y miles de millones de dólares cada año a cambio de personal médico, expertos en tecnología, consultores políticos y otros "profesionales".

Tras destacar la relación especial entre Chávez y los hermanos Castro como el pivote de esa generosidad, el autor opina que ese enfoque será difícil de mantener en ausencia del líder bolivariano, y augura que Nicolás Maduro va a ser más susceptible a la presión interna para reducir la ayuda exterior de Venezuela, dados los problemas económicos en casa.

Keppel expone la situación financiera de Venezuela, incierta y caótica desde que Chávez enfermó, y con pocas probabilidades de cambiar a corto plazo. El petróleo representa alrededor del 96 por ciento de las exportaciones, lo que significa que Venezuela debe importar casi todo lo demás. La reciente devaluación del bolívar fuerte ha elevado los precios de los bienes importados, y no se ha resuelto el problema de la escasez de alimentos. Luego está la inflación, que ha sido de alrededor del 20 por ciento durante más de una década.

La economía puede salir adelante si los precios del petróleo se mantienen alrededor de los niveles actuales, pero nadie sabe a ciencia cierta cuánto le queda al gobierno en el banco.

Termina diciendo el analista de ABC News que, si la ayuda venezolana se seca, tal vez el gobierno cubano pueda volverse a los casi dos millones de cubanoamericanos que viven en Estados Unidos, los que ya envían a la isla unos 2 mil millones de dólares al año en remesas familiares.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG