Enlaces de accesibilidad

Ejército turco ataca a Siria tras disparos con morteros


Fotografía de archivo. Una gran columna de humo sale de una gasolinera que ha sido alcanzada por un proyectil en la ciudad de Akçakale, Turquía.

Poco antes Siria había bombardeado bastiones rebeldes

El ejército sirio bombardeaba el lunes varios bastiones rebeldes mientras se producían nuevos incidentes en la frontera con Turquía, donde cayeron varios obuses, una situación que hace temer al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, una escalada entre los dos países.

La agencia Reuters dijo que poco después, el ejército turco lanzó un ataque contra Siria en respuesta a disparos con morteros realizados desde territorio sirio y que impactaron en la provincia turca de Hatay.

Se trata del sexto día consecutivo de ataques contraofensivos por parte de Turquía. Los disparos provenientes de Siria impactaron en el territorio turco, a entre 150 y 200 metros de la frontera con Siria a las 1200 GMT.

Las tropas del régimen sirio bombardearon una vez más Alepo (al norte del país) y también la ciudad de Karak al Charqi, en la provincia de Deraa (sur), asediada desde hace tres días, indicó la entidad opositora Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres.

"La escalada del conflicto en la frontera siria-turca y el impacto de la crisis sobre el Líbano son extremadamente peligrosos", dijo Ban en Estrasburgo.

En la provincia de Homs, en el centro del país, el bastión rebelde de Jaldiyeh fue bombardeado en la mañana del lunes con uso de aviones, tanques y artillería, según el OSDH.

El domingo murieron al menos 120 personas, 54 civiles, 27 rebeldes y 39 soldados, según el OSDH.

El conflicto comenzó en marzo de 2011 de manera pacífica y gradualmente se militarizó, provocando hasta ahora la muerte de más de 31.000 personas.
XS
SM
MD
LG