Enlaces de accesibilidad

Dos disidentes y una delegada dan color a las elecciones cubanas


Un grupo de vecinos participa en la reunión en un Comité de Defensa de la Revolución (CDR) de La Habana (Cuba).

El decrecimiento del poder de convocatoria ha encontrado rivales fuertes entre ciudadanos que desde sus barrios y municipio se han ganado la simpatía de los vecinos.

El actual proceso nominativo de candidatos a delegados de circunscripción del Poder Popular se celebra en todos los municipios del país en una etapa en que el gobierno encara una fuerte crisis económica y ha perdido considerablemente el poder de convocatoria.

En algunas municipios del país ya fueron realizadas las asambleas y en otras se efectuarán en días venideros, sin embargo algunos ciudadanos aseguran que la población se ha mostrado muy apática y en otros casos se han limitado a asistir a la asamblea debido a las amenazas y presiones que recibieron de la Seguridad del Estado.

Según explicó a martinoticias.com el licenciado en Derecho Yunieski San Martin Garcés residente en el municipio Colombia de la provincia de Las Tunas, había decidido a aceptar la responsabilidad como delegado del poder popular en su circunscripción si sus vecinos lo proponían.

Sin embargo días antes de las elecciones en su zona varios votantes fueron advertidos por la seguridad del estado de que serían detenidos si proponían a Yunieski San Martin como delegado.

San Martin Garcés, de 35 años de edad, trabajó como jurídico del Instituto de la Vivienda por varios años pero fue separado de su centro de trabajo hace más de dieciocho meses y desde entonces se dedicó a distribuir materiales sobre la legalidad en Cuba y los derechos civiles del individuo.

Con esa labor ganó adeptos en la región, de ahí que muchos pensaron en Yunieski San Martín como el delegado del barrio. “Muchas personas me contaron que levantarían la mano por mí y yo lo iba a asumir”, dijo el abogado.

"Como delegado estaría más cerca de la gestión del gobierno a favor del pueblo para exigir que se cumplan las promesas, que no se manipulen informaciones y no se le mienta a la población", aseguró.

El 18 de septiembre se efectuó en Colombia la asamblea de nominación de candidatos a Poder Popular y las personas que habían decidido votar a favor de San Martin no asistieron, de ahí que no resultó propuesto. “Algunos electores me han dicho que el día de las elecciones piensan poner en la boleta Votamos por Yunieski”, advirtió el joven.

Por su parte el periodista independiente Julio Aleaga Peasant residente en el Vedado, La Habana aspira a convertirse en Delegado de la Circunscripción este 21 de septiembre cuando se efectúe la asamblea para la elección.

Julio Aleaga Pesant, de 52 años, ya en una ocasión anterior había participado en el proceso eleccionario y sacó dos votos, contra unos 120 o 150 y ninguna abstención. En entrevista a Radio Martí destacó que su intención en caso de salir electo “es hacer la diferencia”.

El decrecimiento del poder de convocatoria ha encontrado rivales fuertes entre ciudadanos que desde sus barrios y municipio se han ganado simpatías.

A los ejemplos de Aleaga Pesant y San Martin se suma el de Sirley Ávila León, delegada del Poder Popular de la circunscripción 37 de Limones, en el municipio Majibacoa, que denunció públicamente el cierre de una escuela rural en su comunidad a través de la emisora Radio Marti y luego de críticas y señalamientos de sus superiores, fue ratificada en su cargo esta semana.
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:23 0:00

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:17 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG