Enlaces de accesibilidad

Kommersant: Snowden mejora relaciones entre Cuba y EE UU


Archivo - Noticiero de Honk Kong dando información sobre Edward Snowden.

En La Habana no querían al pasajero que había comprado el boleto correspondiente al asiento 17A del vuelo de Aeroflot, pues estaba reclamado por EE UU.

El sitio digital de La Voz de Rusia publicó este lunes una entrevista con Yelena Chernenko, una de los tres periodistas del diario Kommersant que escribieron la historia sobre la negativa de Cuba a recibir al excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden.

Según el relato aparecido en Kommersant, La Habana se negó a que Snowden viajara hasta puerto cubano en una nave de Aeroflot hacia América Latina. El joven estadounidense estuvo viviendo en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetievo de Moscú hasta que las autoridades rusas le ofrecieron asilo.

Los vuelos desde Moscú en la compañía aérea rusa hacen escala en la capital cubana, para después seguir hacia otras ciudades de Latinoamérica.

La Voz de Rusia afirma que “las relaciones de EE UU y Cuba no son tan malas como ellos las presentan, especialmente en los últimos años”. Y Cuba, junto a otros países latinoamericanos, fue advertida por Washington sobre las consecuencias de recibir a Snowden en su suelo. Según el sitio digital ruso, en La Habana están ahora entusiasmados en mejorar las relaciones con EE UU.

Sobre la posibilidad de que Snowden sea un instrumento para mejorar los vínculos
entre Cuba y EE UU, Chernenko declaró que Cuba, al admitir el requerimiento de Estados Unidos sobre Snowden, envió una señal para mejorar las relaciones. La periodista afirma que “puede que no sea el único y no la razón principal, pero sí
uno de ellos, por supuesto”.

Según la periodista de Kommersant, Snowden intentó varias veces viajar a Cuba y para ello las autoridades rusas y representantes de Aeroflot se dirigieron a sus colegas cubanos. Y por el momento no cree la informadora que en La Habana cambien de opinión.

En relación con Snowden, asegura que el asilo otorgado por Moscú es solamente por un año, pero nadie sabe dónde está el estadounidense, y nadie le ha visto desde que abandonó el aeropuerto. Su residencia, en la capital o en otra ciudad de Rusia, es desconocida y la promesa de dar una conferencia de prensa sigue siendo promesa.

Por razones de seguridad, dice su abogada, no se ve a Snowden por las calles rusas, y a criterio de la periodista, las autoridades le ayudan en lo que a su seguridad se refiere.

Los rusos, según varias encuestas, son en su mayoría (casi un 50 por ciento) indiferentes al caso de Snowden, un 30 por ciento tiene una opinión negativa y al resto no le interesa, pero sigue siendo un tema de interés en los medios de comunicación.

La historia aparecida en el diario Kommersant se convirtió en la más leída el lunes 26 de agosto en su edición digital.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG