Enlaces de accesibilidad

Opositores denuncian campaña de intimidación por elecciones en Cuba


Manuel Cuesta Morúa, portavoz de #Otro18, y Boris González Arenas (d), gestor de ese proyecto.

El gobierno pretende "pasar por encima de la ley" para "desconocer o judicializar" el derecho de los ciudadanos a presentarse en las municipales, dijo Manuel Cuesta Morúa, vocero de #Otro18.

A dos meses de las elecciones municipales del próximo octubre en Cuba, la plataforma ciudadana #Otro18 anunció que va a postular a más de 170 candidatos independientes, aunque denunció que todos ellos están siendo hostigados y amenazados por la Seguridad del Estado.

El portavoz de #Otro18, Manuel Cuesta Morúa, expresó hoy en una conferencia de prensa en La Habana su preocupación por lo que calificó como una "deriva venezolana" de la ley, ya que las autoridades "pretenden pasar por encima de la ley" para "desconocer" o "judicializar" el derecho de los ciudadanos a presentarse.

"Ya tenemos en la Plataforma 'Otro18' dos candidatos que han sido (...) condenados para que simplemente no se puedan presentarse en las elecciones", dijo en rueda de prensa Cuesta Morúa.

Es el caso de Rolando Colombié, de la provincia oriental de Holguín, condenado a seis de meses de prisión por un "supuesto delito de hurto" de una bolsa de maíz cuyo valor real no supera los 25 pesos cubanos (un dólar), "con el único afán de que no se presente, porque era un vencedor seguro" en su circunscripción.

Otro aspirante de #Otro18, Rolando Casares, cumple una condena de cinco años en la provincia occidental de Pinar del Río, después de que se "reactivara" una causa pendiente contra él de 2012 por desacato.

La ley cubana prohíbe las candidaturas de personas que están cumpliendo una condena.

Cuesta Morúa señaló que todos los candidatos de #Otro18 se presentan a las municipales con "estricto apego a la ley electoral" -que permite las candidaturas independientes solo a nivel municipal- por lo que no se postulan adscritos a ningún partido político, puesto que el Partido Comunista es el único legal.

Manuel Cuesta Morúa.
Manuel Cuesta Morúa.

Estos candidatos, aseguró, no reciben financiación "para esa función", ni dentro ni desde fuera de la isla, frente al argumento de las autoridades cubanas de que la oposición interna se financia con fondos recibidos del extranjero.

"Estamos viendo una tensión entre el partido oficial de la Revolución -que no son todos los revolucionarios- y la propia Constitución. (...) Para nosotros, bajo la ley caben todos, revolucionarios y no. Para este partido, no caben los ciudadanos que ellos no toleren y no les está importando la ley", afirmó.

Según Cuesta Morúa, #Otro18 está siendo víctima de amenazas y hostigamiento porque el "gran temor (de las autoridades cubanas) es la legitimación de alternativas de poder a través de sus propias instituciones".

Agregó que la pretensión fundamental de esta iniciativa es convertirse en la "voz de la ciudadanía" e invertir la legitimidad, de manera que los delegados (concejales) que salgan de las municipales representen a los ciudadanos frente al Estado, y no al revés.

También reclaman la transparencia de los gobiernos locales para conocer a qué actividades se asignan los presupuestos.

En última instancia, la plataforma reclama una reforma de la ley electoral cubana, de manera que permita la elección directa del presidente del país, se eliminen las comisiones de candidatura (que actúan como filtro para sacar del juego a candidatos independientes) y se establezca una comisión electoral permanente e independiente.

Todas estas propuestas se han presentado, dentro de los mecanismos que ofrece la ley cubana, como sugerencias ante la Asamblea Nacional de Cuba (parlamento unicameral) y las doce asambleas provinciales, así como ante la Comisión Electoral.

Los comicios municipales del próximo 22 de octubre marcan el inicio del proceso electoral que culminará a principios del 2018 con la elección de una nueva Asamblea Nacional, que será la encargada de votar al sucesor del gobernante Raúl Castro.

Castro, de 86 años, ha prometido abandonar el poder en febrero de 2018, aunque continuará al frente del poderoso Partido Comunista de Cuba.

El primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, señalado como posible sucesor, continuaría la línea dura de Castro, a juzgar por un video filtrado esta semana en el que critica a diversas embajadas, entre ellas las de España y EEUU, y a medios alternativos en la isla por respaldar supuestas "actividades contrarrevolucionarias" de los opositores al gobierno.

(Con información de EFE y AFP)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG