Enlaces de accesibilidad

Cuba y Venezuela apoyan presidencia de Siria en organismo de desarme de ONU


Ataque químico contra civiles en la ciudad siria de Duma.

"Es un día triste y vergonzoso para este órgano. Es una farsa que el régimen sirio, que sigue asesinando a su pueblo con armas prohibidas por la Convención sobre Armas Químicas, se atreva a presidir esta Conferencia", dijo el embajador estadounidense Robert Wood.

Los regímenes de Cuba, Venezuela, Corea del Norte, Pakistán e India, entre otros, ofrecieron su apoyo puntual a la presidencia de Siria en un organismo de desarme de la ONU.

La llegada de Siria a la presidencia de la Conferencia de Desarme de la ONU, en aplicación de un mecanismo de rotación, ha sacudido fuertemente hoy a este órgano y llevado a varios países a manifestar su protesta, mientras que otros le han prometido su apoyo.

La Conferencia de Desarme es el mayor foro multilateral que negocia desde 1978 tratados en esta materia y en su balance están el Tratado de No Proliferación Nuclear y las convención para la Prohibición de Armas Biológicas y para la Prohibición de Armas Químicas, entre otros, todo lo que según analistas ha venido violando Siria sistemáticamente durante años de sangrienta guerra civil.

Los distintos ataques químicos contra áreas civiles en Siria a lo largo de los siete años de guerra en este país y las evidencias que apuntan a la responsabilidad de las fuerzas gubernamentales sirias fue el argumento de condena más evocado por las delegaciones de la Conferencia de Desarme que intervinieron en la sesión inaugural.

Estados Unidos actuó como catalizador de las numerosas reacciones
contra la presidencia siria, pero dijo que ha decidido no boicotear las cuatro semanas de sesiones que se inician este martes para poder vigilar lo que ocurre.

"Es un día triste y vergonzoso para este órgano. Es una farsa que el régimen sirio, que sigue asesinando a su pueblo con armas prohibidas por la Convención sobre Armas Químicas, se atreva a presidir esta Conferencia", dijo el embajador estadounidense Robert Wood.

El diplomático, que fue el primero en intervenir en la apertura de la sesión, dijo que su delegación estará atenta para que Siria no aproveche la ocasión y haga avanzar iniciativas que le favorecen, al tiempo que anunció que su país no participará en ninguna reunión informal que convoque la presidencia.

Asimismo, indicó que se abstendrá de participar en las sesiones de los cinco órganos subsidiarios de la Conferencia de Desarme.

Redactado con informes de Efe


Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG