Enlaces de accesibilidad

Inteligencia francesa prueba que ataque con gas sarín en Siria fue obra del régimen de Assad


Un niño recibe tratamiento médico tras un supuesto ataque químico contra la localidad de Jan Shijún.

Un ingrediente distintivo del programa de armas químicas del régimen sirio, hallado en muestras tomadas en el lugar de la tragedia, vincula directamente a Assad con la muerte de 87 civiles, incluidos 31 niños.

Francia publicó el miércoles detalladas evidencias que vinculan al régimen de Bashar al Assad con el ataque químico del amanecer del 4 de abril contra la población siria de Jan Sheijun, con un saldo de 87 muertos, incluidos 31 niños, y más de 400 lesionados. El ataque motivó al Presidente de EE.UU., Donald Trump, a bombardear con misiles Tomahawk la base aérea siria de donde partió la aeronave atacante, un cazabombardero Sukhoi 22.

Una Evaluación Nacional de seis páginas preparada por los servicios secretos franceses descarta que Damasco haya descontinuado su programa de armas químicas como había prometido bajo el acuerdo ruso-estadounidense de octubre de 2013, pues al año siguiente gestionó la adquisición de decenas de toneladas de isopropanol, un ingrediente clave del gas neurotóxico sarín

Los hallazgos de Francia, que se basan en muestras ambientales recogidas en Jan Sheijun y muestras de sangre tomadas de una víctima el día del ataque, refuerzan las afirmaciones de Estados Unidos, Gran Bretaña, Turquía, y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas respecto a que se usó sarín en el ataque.

Pistola humeante

Pero el informe francés va más allá, al afirmar que la cepa utilizada en Jan Sheijun era idéntica a la de muestras de sarín recogidas tras un anterior ataque químico del gobierno sirio contra la ciudad de Saraqeb, el 29 de abril de 2013. Francia obtuvo entonces una granada sin estallar que contenía 100 mililitros de sarín.

Granada química sin estallar recuperada en Saraqeb, Siria.
Granada química sin estallar recuperada en Saraqeb, Siria.

Un examen de la granada mostró la presencia del compuesto químico hexamina, clave distintiva del programa de armas químicas de Siria. El análisis francés precisa que el Centro Sirio de Estudios e Investigaciones Científicas (SSRC), que produce dichas armas para el régimen de Assad, desarrolló un proceso para añadir hexamina a los dos ingredientes básicos del sarín (isopropanol y difluoruro metilfosfonil), a fin de estabilizarlo y mejorar su eficacia.

"El sarín presente en las municiones empleadas el 4 de abril fue producido usando el mismo proceso de fabricación utilizado en el del ataque perpetrado por el régimen sirio en Saraqeb”, asegura el documento francés. "Por otra parte la presencia de hexamina indica que dicho proceso de fabricación es el mismo desarrollado por el SSRC para el régimen sirio".

Expertos consultados por la publicación estadounidense Foreign Policy confirmaron que los programas de fabricación de sarín de otros países no utilizan hexamina.

Argumentos refutados

El SSRC se estableció a principios de 1970 para desarrollar en secreto armas químicas y otras no convencionales. A mediados de los años 80 la CIA afirmó que el régimen sirio tenía capacidad para producir unas ocho toneladas de sarín mensuales.

Damasco ha negado que haya utilizado alguna vez sarín, o cualquier otra clase de armas químicas, Cuba dijo que Estados Unidos no tenía pruebas para lanzar su ataque contra la base aérea de Shayrat en represalia por el de Jan Sheijun, y Rusia atribuyó la tragedia a un bombardeo sirio de un depósito de armas químicas de los grupos armados en la zona.

El informe francés señala que teniendo en cuenta "la organización general de la cadena de mando" en Siria, "Sólo Bashar al Assad, y algunos de los miembros más influyentes de su entorno tienen la facultad de ordenar el uso de armas químicas".

También cuestiona la afirmación rusa, precisando que "ninguno de estos grupos armados tiene la capacidad para emplear el agente neurotóxico, o las capacidades aéreas requeridas".

Radares y sistemas de vigilancia estadounidenses detectaron un avión sirio que dejaba caer bombas cerca de un hospital en el área de Jan Sheijun, provincia de Idlib, dijeron funcionarios de la administración Trump
Radares y sistemas de vigilancia estadounidenses detectaron un avión sirio que dejaba caer bombas cerca de un hospital en el área de Jan Sheijun, provincia de Idlib, dijeron funcionarios de la administración Trump

Por su parte, el Pentágono estadounidense publicó la trayectoria de la aeronave atacante partiendo de la base de Shayrat, que fue captada por sus radares.

Ataques químicos sirios (posteriores a la supuesta destrucción de su arsenal) han sido documentados por el Mecanismo de Investigación Conjunto para Siria, comisionado por el Consejo de Seguridad de la ONU para identificar a los responsables de ataques con armas químicas en ese país.

El mecanismo aseguró en agosto pasado tener "pruebas suficientes" en tres casos de uso de armas químicas ocurridos entre 2014 y 2015: uno con gas mostaza, que habría sido obra de Estado Islámico; y dos con gas de cloro contra civiles, perpetrados por la fuerza aérea siria.

[Basado en Evaluación Nacional de los servicios secretos franceses)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG