Enlaces de accesibilidad

Cuba dice que EEUU no tuvo pruebas para atacar a Siria


Bashar Al Assad y Raúl Castro el 28 de junio de 2010 en el Palacio de la Revolución de La Habana.

Vicecanciller califica la acción de "atropello" y afirma que EEUU debió esperar por investigación de organismo de ONU. Estados Unidos recuerda que ese mecanismo ha comprobado reiterados ataques químicos de Siria contra su pueblo.

Cuba expresó el viernes una "enérgica condena" contra el reciente ataque de Estados Unidos con misiles crucero contra una base militar de Siria.

Una declaración divulgada 'por medios oficiales y que suscribe el viceministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra Díaz, afirma que el ataque del pasado 6 de abril contra la base aérea siria de Shayrat "utilizó como pretexto el supuesto empleo por parte del Gobierno sirio de armas químicas contra civiles".

El vicecanciller calificó la acción de "atropello contra un Estado soberano", mientras que aseguró que La Habana también "rechaza firmemente" el empleo de armas químicas "por cualquier actor y en cualquier circunstancia, incluidos grupos terroristas".

Deploró Sierra Díaz que se actuara "sin que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), organismo internacional mandatado para velar por el cumplimiento de la Convención sobre Armas Químicas, haya realizado una investigación imparcial, objetiva, transparente y despolitizada sobre el caso".

El viernes la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, recordó que "el Mecanismo de Investigación Conjunto ha encontrado más allá de toda duda que el régimen sirio ha utilizado armas químicas contra su propio pueblo en varias ocasiones".

El Mecanismo de Investigación Conjunto de la OPAQ y las Naciones Unidas para Siria fue establecido por unanimidad del Consejo de Seguridad en agosto de 2015, con el propósito de identificar a los responsables de ataques con armas químicas en ese país.

En su tercer informe emitido el 30 de agosto de 2016, el mecanismo constató lo que calificó de "pruebas suficientes" en tres casos de uso de armas químicas entre 2014 y 2015: uno con gas mostaza por Estado Islámico, y dos con gas de cloro contra civiles por parte de la fuerza aérea siria.

Ralf Trapp, ex funcionario de la OPAQ aseguró en declaraciones a la BBC que el del martes "Sí parece haber sido un ataque químico. Los síntomas son congruentes con el uso de un agente que actúa en el sistema nervioso: convulsiones, imposibilidad de moverse, sangrado y contracción del iris".

El funcionario cubano expresó además las "más sentidas condolencias" por las pérdidas de vidas, incluidas las de niños, ocurridas en Siria como consecuencia de esta y de anteriores agresiones.

El Gobierno de la isla, que mantiene buenas relaciones con el régimen de Bashar al Assad, se ha pronunciado en varias ocasiones contra lo que describe como "injerencia externa" en el conflicto sirio.

Estados Unidos bombardeó el viernes la base aérea siria de Shayrat con 59 misiles Tomahawk lanzados desde dos barcos apostados en el Mediterráneo, como retribución por el ataque con armas químicas del pasado martes en la localidad de Jan Shijún, que dejó más de 80 civiles muertos y que Washington afirma haber rastreado en sus radares y sistemas de vigilancia como obra de la fuerza aérea del gobierno de Assad.

Tanto Siria como Rusia niegan que se produjera un ataque con armas químicas en Jan Sheijun y explican que se trató de una acción militar siria que alcanzó un depósito de gas de los rebeldes. Moscú recordó que "el Ejército sirio no dispone de arsenales de armas químicas, cuya destrucción fue supervisada y confirmada por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas”.

[Con información del MINREX, BBC y AP]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG