Enlaces de accesibilidad

En Rusia a la espera de residencia


Crucero Princess Maria de la naviera Peter Line

El caso del cubano Vega Céspedes que estuvo mes y medio sobre un crucero tuvo un final feliz al poder desembarcar en San Petersbugo.

Después de que la historia de Luis Vladimir Vega apareciera en la prensa rusa y en otros medios de información, incluidos los de Finlandia y Estados Unidos, las autoridades de inmigración de Rusia permitieron al arquitecto cubano bajar a tierra este lunes.

El fin de semana la televisión rusa expuso la odisea del cubano, de 41 años, que desde el 4 de junio navegaba entre San Petersburgo y Helsinki, sin poder bajar a tierra. Una demora en la salida del crucero Princess Maria, que navega entre esas dos ciudades por el Estrecho de Finlandia, no le permitió al cubano cumplir con el requerimiento de abandonar Rusia en 30 días, según lo que estipula los acuerdos de visado entre Cuba y la Federación Rusa.

La historia de Vega atrajo la atención del director de cine Alexander Zlobin,. quien cámara en mano durante 48 horas plasmó en cinta, el drama del cubano que no puede visitar Finlandia, pues necesita visado y como se había extendido más de un mes en Rusia le habían multado y no podía bajar a tierra.

Vega estuvo casi un mes y medio ayudando en un bar del crucero, comunicándose por Internet con sus amigos, quienes le ayudaron a presentar un pedido ante los tribunales rusos, llevar la historia a la prensa y recargar el celular de este para que pudiera estar comunicado.

Este lunes, tras regresar de Finlandia, las autoridades de inmigración de la Terminal Marítima (Morskoi Vokzal) de la ex capital del imperio ruso, permitieron al cubano entrar pasar los controles de inmigración y aduana.

Ahora Vega, como declaró a la televisión rusa, intentara obtener la residencial oficial en la Federación Rusa, para poder trabajar y vivir. A pesar de haber nacido en Ivanova, Rusia, donde entonces estudiaban sus padres, no tienen sus documentos migratorios en regla.
XS
SM
MD
LG