Enlaces de accesibilidad

A un año de la visita de Obama a Cuba: De la gran esperanza a la gran frustración


Raúl Castro y Barack Obama se saludan el 21 de marzo de 2016, durante una rueda de prensa tras una reunión sostenida en el Palacio de la Revolución, en La Habana.

Pocos visitantes extranjeros han desatado las expectativas de los cubanos como lo hizo el entonces presidente de EEUU, pero quienes esperaron milagros de su visita viven hoy la desilusión de una realidad más dura.

Hace un año, el 20 de marzo de 2016, el entonces presidente Barack Obama realizó la primera visita a Cuba de un mandatario estadounidense en funciones después del castrismo.

Kirenia Yalit Núñez, presidenta de la independiente Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, habló con Radio Martí sobre las relaciones con Estados Unidos, y opinó que tras la visita cada vez más cubanos se dan cuenta que los cambios deben venir de dentro de la isla.

Núñez opina que la importancia del viaje de Obama habría que buscarlo más bien en un terreno simbólico y que al inicio creó grandes expectativas entre la población isleña, pero que con la derogación de la política "pies secos, pies mojados" las simpatías por el mandatario cambiaron abruptamente.

Por su parte, el director del Centro de Políticas Públicas Libertad y Desarrollo, Hidelbrando Chaviano, dijo en La Habana que muchos cubanos pensaron erróneamente que todo iba a mejorar tras la reanudación de las relaciones con Estados Unidos, pero que la realidad mostró otra cosa.

Chaviano, al reflexionar sobre el aniversario de la visita que hizo el presidente estadounidense a Cuba, agregó que sus intenciones pudieron haber sido buenas, pero que lo único que dejó fue una gran frustración en el pueblo, que malvive sin esperanza alguna.

Pocos visitantes extranjeros han desatado las expectativas de los cubanos como hizo Barack Obama en su viaje a La Habana, pero para el campesino Alcibíades Silva, de San Benito del Crucero, en el municipio santiaguero de Songo La Maya, todo eso ya quedó en el olvido y con un sabor amargo.

Por su parte, el periodista independiente Luis Cino escribió desde La Habana a los dos años del anuncio del restablecimiento de relaciones entre EEUU y Cuba que “la situación entre los dos países, más que mejorar, se ha complicado, a veces hasta niveles absurdos, rayanos en la esquizofrenia, como cuando el gobierno norteamericano se abstuvo en la votación sobre el embargo que se efectúa cada año en la ONU, a petición del gobierno cubano".

"Los resultados han sido magros, las conversaciones bilaterales han llegado a aburrir, sobre todo por las declaraciones de Josefina Vidal, la jefa negociadora por la parte cubana. No se ha producido, a pesar de la reanudación de los vuelos de aerolínea norteamericanas a la isla, la avalancha de turistas norteamericanos que se esperaba y que no hubiera habido infraestructura capaz de enfrentar”, subrayó Cino.

Los congresistas cubanoamericanos por Florida, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, en compañía del excongresista Lincoln Díaz-Balart, dijeron en rueda de prensa en Miami, en el segundo aniversario del restablecimiento de relaciones entre ambos países, que bajo el gobierno del presidente Barack Obama había aumentado la violación de los derechos humanos en Cuba, los arrestos arbitrarios y la migración masiva de cubanos.

Ros-Lehtinen criticó la "política fracasada" de Obama hacia la isla. Señaló que los arrestos y acosos van en aumento y mencionó que "alrededor de 16 mil arrestos se han producido en Cuba entre el año pasado y 2016; y que cerca de 90.000 cubanos han abandonado al régimen rumbo a las costas de EEUU desde diciembre de 2014".

La congresista afirmó que "tras dos años de concesiones sin fin, esta política ha servido solamente para empeorar la situación en que viven 11 millones de cubanos, y es por eso que continúan arriesgando sus vidas para huir de la represión".

Díaz-Balart dijo que "estos dos años han sido desastrosos para las aspiraciones de libertad del pueblo cubano".

Coincidió con Ros-Lehtinen en que "el número de arrestos se ha incrementado dramáticamente, al igual que la represión, particularmente la violencia contra las mujeres".

Dijo también que "el número de cubanos echándose al mar, arriesgándose, ha aumentado dramáticamente después de la política de apaciguamiento del presidente Obama". Lamentó además "la asistencia que le otorgó el presidente Obama al régimen de Castro, con el propósito de tratar de ayudar a ese régimen".

Por su parte, Lincoln Díaz-Balart dijo que "tenemos que estar felices entre muchas cosas porque Obama fracasó (cuando) intentó por todos los medios consolidar a la tiranía de los Castro".

(Con la colaboración del periodista Adriel Reyes)

  • 16x9 Image

    Armando de Armas

    Armando de Armas, (Santa Clara, 1958) escritor y periodista de MartíNoticias. Como analista político es una personalidad habitual en la radio y la televisiónn hispana en los Estados Unidos. Integró el movimiento de derechos humanos y cultura independiente dentro de Cuba en los años 90. Sus novelas y ensayos han sido traducidos a varios idiomas. Relatos de su autoría han sido escogidos para publicarse en antologías de Alemania, Francia, España, Italia, República Checa y EE.UU. "Los naipes en el espejo", su más reciente libro de ensayo, avizora la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses en 2016 y un cambio de época y paradigma político cultural en Occidente.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Relacionados

XS
SM
MD
LG