Enlaces de accesibilidad

Multimillonarios cubanoamericanos en La Habana con Obama


El Lobby del Hotel Saratoga.

El diario Nuevo Herald hizo un inventario de los visitantes, entre ellos el empresario tecnológico, Manny Medina; el magnate de los servicios médicos, Mike Fernández; el rey de los condominios, Jorge Pérez.

La élite empresarial cubanoamericana de Miami aterrizó en La Habana en Semana Santa siguiendo los pasos del presidente Barack Obama.

Un reporte del diario El Nuevo Herald, explica con coloridos detalles el paso por el habanero Hotel Saratoga de conocidos magnates que por instantes pusieron a la reportera a dudar si estaba en La Habana Vieja o en Brickell en Miami.

El diario hizo un inventario de los visitantes, entre ellos el empresario tecnológico, Manny Medina; el magnate de los servicios médicos, Mike Fernández; el rey de los condominios, Jorge Pérez.

The Miami Herald encabeza la nota con esta foto de Jorge Pérez conversando con Obama en La Habana.
The Miami Herald encabeza la nota con esta foto de Jorge Pérez conversando con Obama en La Habana.

A La Habana llegaron también los abogados Pedro Freyre y Ralph Patino; el magnate azucarero, Andrés Fanjul; los empresarios Carlos Saladrigas, Enrique Sosa y Ariel Pereda, el ex embajador estadounidense Paul Cejas y el ex secretario de Comercio Carlos Gutiérrez.

“Estamos a 45 minutos de distancia (de Miami) en avión”, dijo a El Nuevo Herald Joe Arriola, presidente del Fideicomiso de Salud de Miami-Dade, quien también estaba en el Saratoga.

Arriola mencionó los lejanos regímenes comunistas de China y Vietnam. En Cuba, sostuvo, “las cosas van a cambiar mucho más rápido”.

Algunos participaron en actividades oficiales de la Casa Blanca. Otros observaron desde la periferia, testigos de la historia, mientras trataban de descifrar cómo impulsar las nuevas políticas con el poder de sus billeteras.

Hotel Saratoga, Habana, Cuba.
Hotel Saratoga, Habana, Cuba.

¿Vacaciones?

Los estadounidenses no pueden viajar libremente a Cuba debido al embargo comercial, por eso, aunque tomaron mojitos, vestían guayaberas o chaquetas deportivas, ninguno admite que estaba de vacaciones en la isla prohibida por más de medio siglo.

"Yo estoy trabajando, no divirtiéndome”, dijo Fernández, quien invitó a varios a viajar a La Habana en su avión privado, el día que salieron de La Habana. “Yo no bebo alcohol, y bailo muy mal, de manera que no vine a divertirme”.

Varios de ellos se habían reunido con Obama en la Casa Blanca la semana anterior al viaje del Presidente y ofrecieron sus ideas de lo pudiera decir en Cuba.

Y Obama aceptó muchas de esas ideas, dijeron satisfechos los cubanoamericanos el martes, después de ver en persona la alocución del mandatario.

En el desfile de empresarios a la isla estuvieron también los que junto a Obama participaron en un foro empresarial el lunes, entre ellos ejecutivos de compañías como las cadenas hoteleras Marriott y Starwood, el sistema de pagos electrónicos PayPal, Xerox y Air BnB.

El artículo asegura que la mayoría de los empresarios de Miami tutean a los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y de la embajada de Estados Unidos y son invitados a reuniones privadas.

“Y pensar que podemos comer de todo y ellos tienen la comida racionada. Sí, eso me molesta”, dijo Ricky Arriola, comisionado de Miami Beach, quien hizo el viaje separado de su padre.

“Pero a final de cuentas, al impulsar el cambio, estamos haciendo lo correcto”, agregó.

El alcalde de Miami Beach Philip Levine publicó la foto de su viaje junto a Ricky Arriola en el jet que los llevó hasta La Habana.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG