Enlaces de accesibilidad

Canciller cubano desconfía del acercamiento de Obama a Cuba


El presidente de EEUU Barack Obama y su familia son recibidos por el canciller cubano Bruno Rodríguez.

Bruno Rodríguez dijo que "los objetivos estratégicos de los Estados Unidos hacia Cuba en materia de dominación económica y hegemonía política persisten".

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo a la prensa ecuatoriana que "los objetivos estratégicos de los Estados Unidos hacia Cuba en materia de dominación económica y hegemonía política persisten".

El jefe de la diplomacia cubana aseguró que la "importante" apertura del Gobierno de Estados Unidos en las telecomunicaciones tiene una clara y evidente motivación política "que los norteamericanos no disimulan de ninguna manera".

Las decisiones para proveer financiamiento al sector no estatal cubano "es el delirio de construir sobre esa base una oposición al gobierno cubano", afirma.

Hace una semana, el Canciller recibió al secretario de Estado John Kerry en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En esa reunión reconoció la posición del presidente Obama a favor del levantamiento del embargo y las medidas adoptadas para modificar su aplicación y dijo que las medidas adoptadas por Estados Unidos son positivas pero "aún insuficientes".

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, y el secretario de Estado de EEUU John Kerry (d-i).
Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, y el secretario de Estado de EEUU John Kerry (d-i).

En la entrevista con los medios públicos de Ecuador (Ecuador TV, Radio Pública y ANDES) Rodríguez calificó como "extrordinariamente oportuna" la reflexión de Fidel Castro sobre la visita de Obama a La Habana.

"Me parece extraordinariamente oportuna la reflexión del comandante Fidel Castro con su extraordinaria autoridad histórica, política y ética en nuestro pueblo y, en general, en la opinión pública internacional cuando descompone esos conceptos y reitera lo que es una firme decisión de las cubanas y cubanos", dijo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:36:54 0:00

"Antes de que llegara el presidente Barack Obama a La Habana, décadas antes, los cubanos habíamos decidido nuestro propio rumbo, habíamos escogido nuestro destino. Se había hecho una revolución en Cuba que fue objeto de agresiones, incluso militares, de terrorismo de Estado, de un bloqueo criminal", anotó Rodríguez.

El Canciller cubano sostuvo que "en modo alguno, nuestro pueblo podría recibir al presidente Obama como el Mesías que nos anunciaría nuestro futuro, que podría ofrecernos recetas para dar el poder a nuestro pueblo, que lo conquistó hace muchos años, por los que asumió los mayores riesgos, incluso de holocausto nuclear".

"Los cubanos seguimos estando muy conscientes, como argumenta el Comandante, de nuestras enormes diferencias con el Gobierno de los Estados Unidos y de que nosotros construimos un modelo que es totalmente distinto, que es alternativo al del imperialismo norteamericano", recalcó.

Reiteró que Cuba tiene la predisposición de construir una relación distinta, de diálogo y cooperación, dentro del reconocimiento de las diferencias entre los dos países, "que no significa, en lo absoluto, la renuncia ni un milímetro a los principios de la revolución cubana ni la menor sombra a nuestra independencia".

Rodríguez hizo énfasis en que no puede haber relaciones normales entre Estados Unidos y Cuba, principalmente porque el bloqueo comercial y financiero, impuesto por Estados Unidos desde octubre de 1960, persiste.

"Puedo afirmar que en este momento no hay transacciones financieras normales. Los bancos cubanos, aun en estas nuevas regulaciones siguen impedidos de abrir cuentas en bancos estadounidenses. De manera que habrá que dejar el beneficio de la duda, pero puedo decir que el bloqueo sigue siendo una realidad cotidiana y sigue siendo –después de que Obama regresó a Estados Unidos– el principal impedimento a nuestro desarrollo económico y la causa esencial de privaciones a todas las familias cubanas", subrayó.

Se refirió a la base naval de Guantánamo: "No podría pensarse en relaciones normales entre los Estados Unidos y Cuba mientras se usurpe a nuestro pueblo el territorio en Guantánamo que ocupa una base naval, que tiene una existencia totalmente ilegal, contra la voluntad de nuestro pueblo".

El Canciller cuestionó los programas de "apoyo a la democracia" financiados por Washington "que violan la soberanía del espacio radioeléctrico de Cuba".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG