Enlaces de accesibilidad

Pueblo cautivo será sede de nuevo templo católico en Cuba


El pueblo de Sandino.

Con el aporte de católicos de Tampa, Florida, se consiguieron los fondos para la iglesia de Sandino, en el extremo occidental de la isla. Gobierno tardó cuatro años en dar el permiso.

Un nuevo templo católico, de los primeros en 55 años, se construirá en Cuba con apoyo financiero de feligreses que viven en Estados Unidos, informó el boletín dominical de la iglesia católica de la isla, citado por Associated Press.

"Será en el Municipio de Sandino, en la Provincia de Pinar del Río", especificó en una breve nota el boletín dominical Vida cristiana que se distribuye a los fieles asistentes a las misas de los fines de semana.

"Esto será posible gracias a la colaboración de la parroquia San Lorenzo en Tampa, en Estados Unidos compuesta en gran parte por fieles cubanos", agregó.

La corresponsal de AP en La Habana, Andrea Rodríguez, precisa que "Sandino, creado a comienzo de los años 60 del siglo pasado, es un municipio que cuenta con unos 37.000 habitantes en extremo occidental de la isla, una zona dedicada principalmente a plantaciones citrícolas y tabaqueras".

Agrega que "Sandino fue poblado al comienzo del proceso revolucionario cubano por campesinos que eran trasladados de las serranías del Escambray, en el centro del país y a los cuales se acusó de colaborar con los grupos anticastristas que instalaron una guerrilla contrarrevolucionaria para derrocar al líder Fidel Castro".

En una nota relacionada fechada en julio la agencia católica ACI Prensa recuerda que "el municipio de Sandino es el resultado de uno de los 'pueblos cautivos' creados por el régimen comunista para desplazar de manera forzada a miles de familias fuera de sus lugares de origen, acusadas de haber tomado parte o colaborar con el alzamiento de campesinos de principios de la década de 1960 en el macizo montañoso de Escambray que buscó derrocar al Gobierno de Fidel Castro".

"Según datos de investigadores cubanos, se calcula que en total fueron levantados unos 21 pueblos de este tipo rodeados por alambradas–, donde las familias podían ser vigiladas por el Gobierno de Castro Ruz", precisa ACI Prensa.

"El lugar es completamente aislado, por eso se los llevó a esa región", explicó en entrevista telefónica a AP, Enrique López Oliva, profesor de historia de religiones de la Universidad de La Habana. "Aquí no existía templo".

"La construcción de un templo es una clara muestra de una nueva fase, del mejoramiento de las relaciones entre la iglesia y el Estado", indicó López Oliva.

Error del servidor

Error. esto no es lo que queríamos mostrarle. Esta dirección ha sido enviada a nuestro equipo, para que la revisen de inmediato. Nuestras disculpas.

Please use Search above to see if you can find it elsewhere

ACI Prensa reportó citando al CentroTampa.com, que la iglesia, que requiere una inversión de $170.000, podrá albergar a unas 200 personas y ocupará un terreno de 800 metros cuadrados en el centro del pueblo. Vida cristiana adelantó que su titular será el padre Cirilo Castro, párroco de Las Martinas y Sandino.

El sacerdote estuvo en julio pasado en Tampa para reunirse con las autoridades eclesiásticas locales y reunir donaciones para la construcción de la iglesia. El padre Cirilo dijo a ACI Prensa que los trámites para obtener el aval del Gobierno cubano tardaron cuatro años.

AP titula su nota "Católicos edifican primer templo en décadas", pero en junio pasado el arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, Dionisio García Ibáñez, anunció que se construiría una nueva iglesia católica en Cuba a partir de los materiales empleados en un altar erigido para la visita del Papa Benedicto XVI a la isla hace dos años.

Fuentes de la Iglesia consultadas por Radio Martí en la isla indicaron que esa nueva construcción se levantaría en el reparto Abel Santamaría de la cabecera provincial, donde no existía ningún lugar de culto católico.

Juan Pablo II y Fidel Castro durante la visita del pontífice a Cuba en 1998.
Juan Pablo II y Fidel Castro durante la visita del pontífice a Cuba en 1998.

Desde la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba en 1998 las relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado en Cuba han mejorado considerablemente, tras más de tres décadas de marginación de los religiosos. Un hito en ese proceso fue la mediación de la Iglesia para la liberación de más de un centenar de presos políticos en 2010.

El despacho de AP apunta en su versión en español que "de todas maneras la iglesia católica suele reclamar que no tiene espacio para la educación religiosa, las acciones de caridad o suficiente acceso a los medios de comunicación".

XS
SM
MD
LG