Enlaces de accesibilidad

Médicos y organizaciones de salud recomiendan higiene extrema tras el huracán


Las pertenencias al sol, para que secarlas. Imágenes de La Habana el lunes 11 de septiembre del 2017.

En una población ya afectada por enfermedades contagiosas como la conjuntivitis, el dengue y el cólera, la contaminación de las fuentes de agua potable y la suciedad en patios acrecientan el riesgo de epidemia.

Médicos cubanos y organizaciones internacionales recomendaron este jueves tomar medidas efectivas para prevenir las epidemias y contener las enfermedades oportunistas que afloran tras el azote de un desastre natural como el huracán Irma, que afectó a comunidades enteras a su paso por la isla.

El médico santiaguero Arnoldo de la Cruz advirtió a los oyentes de Radio Martí sobre las enfermedades más frecuentes tras el paso de un huracán, y cómo pueden evitarse.

De la Cruz recomienda hervir el agua de consumo, cocer bien los alimentos y mantener una buena higiene en general para contrarrestar las enfermedades intestinales como el cólera y las diarreas agudas de origen bacteriano o parasitario.

​Las afecciones respiratorias agudas, como la influenza, también son frecuentes tras el paso de un ciclón como Irma, especialmente en el contexto de personas hacinadas en los albergues, señaló el galeno.


El médico Ramón Zamora, residente en Holguín, también recomendó hervir el agua y limpiar los patios para contener las enfermedades estomacales y la propagación de epidemias.

Zamora recordó que tras el paso del huracán el manto freático está contaminado, y no es seguro beber de las fuentes de agua sin antes hervirla y tratarla con hipocloritos para eliminar las bacterias.

El galeno dijo a Martí Noticias que las enfermedades contagiosas como el cólera y la conjuntivitis, que ya afectan a la población en algunas zonas del país, pueden ganar terreno si no se siguen con rigor las medidas de higiene.

Organizaciones internacionales de Salud brindan apoyo

La Organización Mundial de la Salud, a través de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO), evalúa con las autoridades nacionales las necesidades en cuanto a personal y suministro médico, dijo el portavoz en Ginebra Tarik Jasarevic.

"Muchos hospitales y centros de salud han sido destruidos completamente o parcialmente en las islas", dijo, y recalcó que además del daño que el huracán ha causado en las instalaciones hay que evacuar a los pacientes que no pueden ser tratados y procurar la atención médica a personas que sufren enfermedades crónicas y no tienen acceso a sus medicamentos.

También hay que reforzar la vigilancia ante las enfermedades que puedan surgir debido a las inundaciones y el agua estancada, por ejemplo a través de mosquitos, indicó el portavoz.

A su vez hay que reemplazar a los trabajadores sanitarios, que han trabajado durante toda la emergencia, algunos sin descanso.

Por ello se desplegarán personal de la PAHO, del Equipo Médico para Emergencias y del Equipo de Respuesta Regional Rápida.

Las áreas prioritarias de atención incluyen la coordinación, la evaluación de daños, la supervisión epidemiológica, la logística, la gestión de información, el agua y cuestiones sanitarias.

Además se han depositado suministros médicos y otros en Panamá y
Barbados para que puedan ser rápidamente distribuidos.

(Con reportes de Radio Martí e información de EFE)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Relacionados

XS
SM
MD
LG