Enlaces de accesibilidad

Abel Prieto ve "veneno gratis" en películas de EEUU


Abel Prieto, ex ministro de Cultura, actual asesor del Raúl Castro.

El ex ministro califica de "veneno" los programas televisivos norteamericanos que los cubanos consumen a diario y que también exhibe la televisión cubana.

El ex ministro de cultura, Abel Prieto, ha lanzado una diatriba contra los paquetes televisivos que llegan desde el Sur de la Florida y explicó, lo que a su juicio es la causa de que las casas productoras estadounidenses no combatan a los piratas cubanos.

Un vendedor de discos por cuenta propia muestra un CD del cantante cubano Osmani García.
Un vendedor de discos por cuenta propia muestra un CD del cantante cubano Osmani García.
En una conferencia en la Universidad Central de Villa Clara el actual asesor de Raúl Castro aseguró que en Estados Unidos “no demandan por derechos de autor a quienes piratean sus shows, películas y series televisivas para difundirlas aquí (en Cuba). Para ellos, es veneno gratis hacia la Isla".

Su intervención, reseñada en el periódico provincial Vanguardia, incluye un análisis del reto que significa “la afluencia de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) y de productos vulgares y mediocres que nos llegan a través de estas”.


Demanda contra la propia casa

Un día después de la intervención de Prieto, la cartelera de la televisión cubana ofrece entre sus cuatro canales nacionales un total de 29 programas que contienen dibujos animados, filmes de violencia y deportivos, documentales instructivos y gustadas series como Desperate Housewives (Esposas desesperadas) y de investigación criminal, Bones (Huesos).
Cartelera cultural
Cartelera cultural

La alternativa a los aburridos programas de instrucción ideológica, o que intentaron sustituir a los maestros en las aulas, como las rechazadas Teleclases, ha sido ese flujo de entretenimiento que venido desde Miami, ha pasado en memoria flash y CD's “quemados”, a los que se refiere Prieto.

Prieto imagina las universidades “como escenarios de discusión abierta y responsable”, a las que cree capaz de “dotar al pueblo de instrumentos que le permitan recepcionar, desde una posición crítica y no ingenua, los contenidos banales”, refiriéndose a los enlatados norteamericanos.

En la cruzada villaclareña estuvo otro comisario cultural, el escritor Miguel Barnet. El presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) dirigió una reunión previa al Octavo Congreso de la organización donde insistió en que la política cultural del régimen no surja de la banalidad o de frivolidades.

Los productos televisivos facturados en el país son cada vez más criticados por especialistas, realizadores y cuentan el rechazo general de los televidentes, que han recurrido a “los paquetes” y las salas alternativas, como las que exhibían filmes en 3D y fueron prohibidas recientemente.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG