Enlaces de accesibilidad

Putin alista sus tropas y la península ucraniana de Crimea está en disputa


Activistas prorrusos montan una cadena delante del Parlamento de Crimea durante una manifestación de activistas proucranianos en Simferópol, Crimea (Ucrania) hoy, miércoles 26 de febrero de 2014.

Se han registrado empujones y conatos de enfrentamientos aislados entre los dos grupos, que ya han causado, al menos, un herido.

Miles de partidarios de Rusia y Ucrania se manifiestan este miércoles frente al Parlamento de la península ucraniana de Crimea, que debate hoy si apoya a las nuevas autoridades de Kiev.

"¡Abajo la bandera de Rusia!", "¡Gloria a Ucrania!", gritan los manifestantes tártaros (proucranianos), que quieren impedir la celebración de la sesión en Simferópol, capital de la autonomía, ya que consideran que la mayoría prorrusa se propone abogar por el separatismo de Crimea.

Según los medios locales, en las inmediaciones del Parlamento, donde desde anoche ondea una bandera rusa en vez de ucraniana, se han registrado empujones y conatos de en enfrentamientos aislados entre los dos grupos, que ya han causado, al menos, un herido.

Entretanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó hoy realizar ejercicios militares con enormes contingentes de efectivos en el oeste de Rusia, mientras aumentaba la tensión en la vecina Ucrania.

El ministro de Defensa, Serguei Shoigu, dijo en una declaración televisada en Moscú, donde estaba reunido con el alto mando militar, que el objetivo del ejercicio era "verificar la disposición de la tropa para entrar en acción en situaciones de crisis que amenazan la seguridad militar de la nación".

Shoigu dijo que Putin dio la orden el miércoles por la tarde. Durante los primeros dos días, las fuerzas estarán en alerta y algunos efectivos irán a los campos de tiro.

Los ejercicios comenzarán el miércoles y durarán cuatro días, añadió. Incluirán buques de las flotas del Báltico y el norte y aviones de la fuerza aérea.

La declaración de Shoigu no mencionó a Ucrania, país vecino al oeste de Rusia, donde meses de manifestaciones han provocado la caída del gobierno prorruso del presidente Viktor Yanukovich. Rusia ha puesto en tela de juicio la legitimidad de las nuevas autoridades ucranianas y las ha acusado de no controlar a los extremistas que amenazan a la población rusa en el este y sur del país.

Un legislador ruso dijo el martes a activistas prorrusos en la península ucraniana de Crimea, donde Rusia tiene una gran base naval, que Moscú los protegerá si sus vidas corren peligro.
XS
SM
MD
LG