Enlaces de accesibilidad

Relación gobierno Iglesia en Cuba no se verán afectadas


El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), Dionisio García, durante una rueda de prensa, sábado 24 de marzo de 2012, en Santiago de Cuba

El arzobispo Dionisio García minimizó las declaraciones del Papa sobre el marxismo en Cuba y enfatizó que tanto el Gobierno cubano como la Santa Sede se conocen en sus "propósitos ideológicos".

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), Dionisio García, minimizó este sábado la repercusión que puedan tener las declaraciones del Papa sobre la vigencia del marxismo en las relaciones entre el Gobierno comunista de la isla y la Iglesia católica, publicó la agencia de noticias EFE.

"Creo que eso no va a tener ninguna repercusión negativa. Es evidente que el marxismo tal como fue concebido es algo que tiene que ser superado y revisado, no solamente en Cuba, sino en muchos países", afirmó García en una rueda de prensa en la ciudad de Santiago de Cuba.

El arzobispo de la provincia oriental donde Benedicto XVI ofrecerá la primera misa, dijo no conocer las declaraciones textuales del papa Joseph Ratzinger realizadas ayer camino a México.

Señaló que tanto el Gobierno cubano como la Santa Sede se conocen en sus "propósitos ideológicos" e hizo referencia a los cambios realizados en los países de Europa del este y en naciones socialistas como China.

"En la misma Cuba sabemos que no es lo mismo como estamos enfrentando la realidad y los problemas ahora a como lo hacíamos hace tiempo, por lo tanto me parece que lo que ha dicho el santo padre es una realidad y es evidente", anotó.

Sobre la solicitud de las Damas de Blanco de reunirse con Benedicto XVI, quien llega a la isla el lunes, García dijo que la Iglesia ha canalizado muchas peticiones de cubanos y todas se han hecho llegar a su destino, pero recordó que Ratzinger viaja a Cuba con un "tiempo limitado".

No obstante, agregó que el Papa "conoce bien esta realidad" y "el hecho de que el santo padre las reciba o no las reciba no significa que (...) es ajeno a su petición".

Cuestionado sobre la posibilidad de que el Santo Pontífice trate en Cuba el tema del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de prisión en la isla, sostuvo que no puede afirmar si abordará ese asunto que, según indicó, ya ha sido tratado en "innumerables ocasiones" por la Iglesia católica y otros grupos religiosos.

En cuanto a las libertades religiosas en la isla, el arzobispo sostuvo que se ha "avanzado mucho" en el campo religioso y calificó las últimas intervenciones de Raúl Castro al respecto como "muy positivas".

Sin embargo admitió que la Iglesia católica quiere "más espacio", "construir más templos", y "tener mayor acceso a los medios de comunicación", pero "no cabe la menor duda que se ha dado un paso muy grande de comprensión del hecho religioso y de la persona religiosa en la sociedad".
XS
SM
MD
LG