Enlaces de accesibilidad

Murillo: nivel de vida dependerá del trabajo de cada uno


Murillo: "El igualitarismo hay que desaparecerlo".

“El igualitarismo hay que desaparecerlo”, dijo ante el Congreso de la CTC el vicepresidente del Consejo de MInistros de Cuba. Afirmó que generar riquezas eficientemente es una asignatura pendiente.

El vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Marino Murillo, dijo ante el XX Congreso de la oficialista Central de Trabajadores de Cuba, CTC, que en Cuba el nivel de vida –un concepto generalmente esquivado por los dirigentes del régimen—dependerá del trabajo aportado por cada uno.

“El igualitarismo hay que desaparecerlo”, dijo el dirigente, y admitió la desvalorización del trabajo en la isla al reconocer que éste no es hoy la principal fuente de ingresos.

El salario medio mensual en Cuba es de 466 pesos cubanos, equivalentes a unos 19 pesos convertibles o CUC, con valor aproximado al del dólar estadounidense.

Murillo puntualizó que actualmente hay en el país 447 mil trabajadores por cuenta propia y aseguró que casi esa misma cantidad de personas han salido de las empresas estatales. Señaló que lla apertura ha provocado una recomposición del espectro laboral y, además, una nueva gestión de la propiedad que—dijo-- no debe menospreciarse y con la cual se debe convivir.

El alto funcionario, encargado de supervisar el cumplimiento de las pautas para el desarrollo fijadas por el Sexto Congreso del Partido Comunista, afirmó asimismo que la economía cubana tiene como asignatura pendiente generar riquezas eficientemente.

“Si la economía va a crecer, demanda entonces, bienes y servicios. Tiene que preparar para ello su fuerza productiva: es mejor comprarle un taburete a un manufacturero cubano que importarlo”, agregó.

PRECIOS CONTINUARÁN ALTOS

Condicionó a ese eventual incremento de las riquezas una reducción en los precios al consumidor, muchos de los cuales son marcados en Cuba con un impuesto de valor agregado de cerca del 240 por ciento: “Lo único que va a bajar los precios en Cuba es el incremento de la producción de riquezas”, dijo.

Al referirse a la lenta implementación de los llamados lineamientos del PCC, arguyó que “en los últimos años hemos tenido mucha escasez de divisas convertibles. Ha habido que enfrentar procesos de endeudamiento. No se puede vivir renegociando el endeudamiento externo del país”.

El Club de París, un grupo informal de gobiernos occidentales acreedores informó al cierre de 2012 que La Habana debía a sus miembros 35.000 millones de dólares, 5.000 millones más que lo reportado al finalizar 2010.

El gobierno cubano consiguió un acuerdo con Rusia para pagar 3.200 millones de dólares en 10 años, a cambio de la condonación del resto de la deuda acumulada de unos 20.000 millones de dólares más intereses. Acuerdos similares se han negociado con China, Japón, y más recientemente México.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG