Enlaces de accesibilidad

Gurriel se quita el casco ante el lanzador japonés de los Dodgers


Yulieski "Yuli" Gurriel se quitó el casco de batear para saludar al lanzador japonés Yu Darvish.

"Me disculpé hoy de nuevo ante todo su público y ante él para que todo quedase aclarado", destacó Gurriel, quien agregó que "jugar mi primera temporada y ganar una Serie Mundial es increíble".

El primera base cubano de los Astros de Houston, Yulieski "Yuli" Gurriel no dejó pasar por alto la oportunidad de disculparse ante el lanzador abridor japonés de los Dodgers de Los Ángeles, Yu Darvish, la primera vez que se acercó al home para batear en el séptimo juego de la Serie Mundial de las Grandes Ligas, ganado anoche por los Astros 5x1.

El Yuli se quitó el casco de batear y lo dirigió hacia donde estaba el pitcher japonés en señal de disculpa.

"Me disculpé hoy de nuevo ante todo su público y ante él para que todo quedase aclarado", dijo Gurriel.

En cuanto a la polémica surgida con Darvish (le llamó chinito a un japonés e hizo gestos para indicar que tiene los ojos rasgados), que le costó cinco juegos de suspensión sin salario para la temporada 2018, Gurriel dijo que había sido una experiencia, pero que al final no le impidió concentrarse en el juego y tratar de ayudar al equipo.

Gurriel se mostró eufórico y feliz tras conseguir su primera Serie Mundial con los Astros de Houston, en lo que fue también su primera temporada completa en las Grandes Ligas.

"Sencillamente es algo increíble lo que he vivido, jugar mi primer año completo como profesional y tener ya un título de la Serie Mundial, es un sueño", declaró Gurriel al concluir el Séptimo Partido de la Serie Mundial que los Astros ganaron 5x1 a los Dodgers de Los Ángeles.

El espitituano reconoció que su formación con el equipo nacional fue clave para su triunfo en las Mayores.

"Es cierto que mi experiencia con la selección de Cuba me ayudó muchísimo".

Señaló que los triunfos conseguidos con Cuba en los Juegos Olímpicos y en el Campeonato del Mundo habían sido lo máximo.

Gurriel reiteró que no se podían comparar las sensaciones de haber ganado una Serie Mundial con los otros triunfos, pero que todo el mundo sabía lo que significaba triunfar en el mejor béisbol profesional.

También fue sincero al reconocer que había llegado a las Mayores para triunfar, pero que para nada se esperaba que pudiese hacerlo en tan poco tiempo.

"Todo ha sido especial, como el apoyo de los aficionados a los que se merecían que les diésemos esta alegría después de todo lo que les tocó vivir con la tragedia del huracán Harvey", declaró Gurriel. "Además dentro del equipo es como una familia, muy similar a lo que viví en Cuba, por lo que mi felicidad es completa", agregó.

Pulsa aquí para participar en nuestra encuesta.

(Con información de EFE)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG