Enlaces de accesibilidad

Cuba en la Berlinale, con Tania Bruguera y el cineasta Fernando Pérez


Fotograma de "Tania Libre".

El festival de cine de Berlín presenta un cortometraje sobre la artista Tania Bruguera y el filme "Últimos días en La Habana" del conocido realizador cubano.

La artista performática y disidente cubana Tania Bruguera presentó este martes la conocida Berlinale el material "Tania Libre", un filme concebido como una terapia, donde además de abordar las secuelas de la represión sufrida por su protagonista se repasa la situación política de Cuba.

Un reporte de la agencia Efe indica que la película está dirigida por la estadounidense Lynn Hershman Leeson y fue proyectada en la sección Panorama Documento, fuera de competición.

El filme sitúa directamente en el diván del psiquiatra Frank Ochberg a Bruguera, para analizar en varias rondas de conversación los síntomas postraumáticos de su paciente.

A él acude la protagonista, de regreso a Nueva York y tras haber pasado varios meses sin poder abandonar la isla, a raíz de una de sus "performances" artísticas.

La conversación, salteada por imágenes de sus instalaciones artísticas, testimonios de familiares, amigos y activistas, gira irremediablemente hacia la situación política, la censura a los artistas y la represión a los medios.

Bruguera, destacada bloguera a falta de otras plataformas de comunicación libres, se muestra ante su terapeuta más combativa que abatida por los traumas, mientras prepara nuevas acciones artísticas que irremisiblemente derivarán en críticas al régimen cubano.

"Tania Libre" es una nueva incursión en el activismo artístico y el papel de la mujer en este tipo de protestas de su directora, quien ya acudió anteriormente con sus producciones al festival

Bruguera fue detenida en varias ocasiones entre finales de 2014 y principios de 2015 cuando intentó hacer una performance en la Plaza de la Revolución de La Habana. Desde entonces el régimen le incautó el pasaporte y le impidió viajar fuera del país, hasta que finalmente fue “liberada”.

Ficción-documental, las herramientas de Fernando Pérez

Por su parte el cineasta Fernando Pérez presentó el mismo día "Últimos días en La Habana", catalogado por él mismo como una "historia humana sobre la amistad de dos personajes por encima de cualquier otro tipo de diferencias para estar unidos".

"Es una intención en la película tratar de reflejar un contexto que para mí es el que representa de alguna manera cómo es la vida en Cuba", indicó el también documentalista cubano.

La cinta, coproducida entre Cuba y España, gira en torno a las figuras de Diego y Miguel, que comparten un modesto apartamento en el centro de La Habana sin agua corriente ni ningún tipo de confort.

"Más que una película contestataria y pesimista, trata de constatar un momento de nuestra realidad", precisó Pérez, quien trazó un paralelismo con su filme documental de 2003, "Suite Habana".

En estos 14 años desde "Suite Habana", la realidad cubana se ha hecho más compleja y sobre todo desde el período especial, como se denominan los años que siguieron al desmembramiento de la Unión Soviética.

Según el actor Jorge Martínez, que encarna a Diego, es una película "sencilla, pero hecha con amor que toca "temas universales" como la amistad, la mezquindad y los valores humanos.

Hacerla fue "un placer", agrega, y estar en Berlín, "un sueño hecho realidad". Según Martínez, Pérez es el "más grande director cubano" y para cualquier actor trabajar con él es "la más grande experiencia que se pueda tener", porque una película de este cineasta "siempre será humana".

"No puedo hablar de esta película como trabajo", sino como "alegría" y "satisfacción", agregó el actor, cuya mayor dificultad en el rodaje fue, por razones médicas, la necesidad de adelgazar 14 kilos ya que, recuerda, sobrevivió a un cáncer de pulmón.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG