Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Aerolíneas de EEUU apuestan (a futuro) por La Habana

Un avión de la aerolínea estadounidense Jet Blue llega al aeropuerto Abel Santamaría de la ciudad de Santa Clara (Cuba), restableciendo así el servicio de vuelos regulares entre la isla y EE.UU.
Un avión de la aerolínea estadounidense Jet Blue llega al aeropuerto Abel Santamaría de la ciudad de Santa Clara (Cuba), restableciendo así el servicio de vuelos regulares entre la isla y EE.UU.

Pese a que la mayoría no alcanza a cubrir los costos operativos a Cuba, y a que algunas han reducido frecuencias, destinos o capacidad, 5 de las grandes líneas aéreas de EE.UU. se disputan las 21 frecuencias a la capital cubana abandonadas por Spirit y Frontier.

Después de una carrera por los 110 vuelos diarios a Cuba, incluidos 20 a La Habana, que los gobiernos de Raúl Castro y Barack Obama acordaron en febrero de 2016, y de que los vuelos comerciales programados a la isla se reanudaran en agosto de ese año, una saturación de la oferta condujo inicialmente a estas empresas a reducir frecuencias, destinos o capacidad de sus aeronaves (American, JetBlue, Southwest), y acabó sacando del mercado cubano a tres de las más pequeñas.

Los dos vuelos diarios de Spirit entre Fort Lauderdale y el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana terminaron oficialmente el pasado 1 de junio.

Frontier Airlines, con sede en Denver, Colorado, canceló su vuelo diario entre Miami y la capital cubana tres días después, debido, según un portavoz, a la fuerte competencia y a los costos, más elevados de lo esperado, de prestar el servicio en el aeropuerto de La Habana.

En la pista del aeropuerto Antonio Maceo, el avión de Silver Airways que realizó el primer vuelo comercial de EE.UU.a Santiago de Cuba en más de 50 años.
En la pista del aeropuerto Antonio Maceo, el avión de Silver Airways que realizó el primer vuelo comercial de EE.UU.a Santiago de Cuba en más de 50 años.

Otra aerolínea menor, Silver Airways, que se dedica a conectar ciudades de la Florida, había descontinuado sus vuelos a Cuba el 22 de abril, seis meses después de que comenzara a volar entre Fort Lauderdale, Florida, y las cabeceras provinciales cubanas como Camagüey y Cienfuegos. Varios de sus destinos cubanos también son atendidos por grandes compañías como American Airlines.

Nadie se está disputando las frecuencias de Silver, pero las 21 hacia La Habana abandonadas por Spirit y Frontier han desencadenado un frenético juego de sillas musicales entre cinco grandes compañías de transporte aéreo de pasajeros y una de carga.

Entre American Airlines, JetBlue, Delta, United, Southwest y FedEx habían presentado hasta el pasado 10 de mayo al Departamento de Transporte solicitudes para cubrir un total de 35 frecuencias semanales a La Habana.

Sin muchos reparos a la hora de salpicar de barro a sus rivales, cada una trata de convencer a la dependencia gubernamental de que es la mejor para sustituir a las firmas que causaron baja, y cuanto antes, mejor, como puede constatarse en el seguimiento que ha ido haciendo de las solicitudes el Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba (USCTEC).

Y eso ocurría aún antes de que el presidente Donald Trump calmara sus inquietudes el pasado 16 de junio en Miami, cuando al presentar cambios ejecutivos en la política estadounidense hacia Cuba excluyó a las líneas aéreas y cruceros de una prohibición general de hacer transacciones con las entidades controladas por los militares en la isla.

Mercado zombie

Lo llamativo de la disputa por las frecuencias aéreas vacantes a La Habana es que el mercado cubano no ha sido lo que prometía, o al menos está tardando bastante. Dan Reed, un experto en aerolíneas, viajes e industrias relacionadas, lo calificaba este viernes en la revista Forbes como un mercado zombie, un muerto-vivo que no acaba de cobrar vida.

Dos reputadas firmas de análisis de mercado, Bloomberg y MarketWatch, han desmenuzado las razones. Para Bloomberg, estas radican en las complicaciones legales para viajar a la isla sin hacer turismo, junto con una limitada infraestructura y un servicio inferior a lo esperado, más la inflación de los precios en la medida en que el destino Cuba se ha ido calentando con el deshielo de las relaciones bilaterales.

Aunque las cifras de estadounidenses que viajan a Cuba han continuado aumentando relativamente (comparadas con las anteriores a la distensión), Market Watch citó una encuesta publicada en mayo por la firma aseguradora Allianz Global Assistance según la cual el 76% de los estadounidenses no planeaba viajar a Cuba este año, en comparación con el 70% en 2016.

La autora del reportaje, Kari Paul, señalaba que el entusiasmo inicial para viajar al hasta entonces país prohibido ha dado paso a dilemas morales sobre la escasez de alimentos en la isla y otros problemas causados por el turismo, así como a cuestionamientos sobre el limitado acceso a internet, el bajo estándar de los hoteles y la falta de agua corriente.

Incluso para aquellos con los proverbiales signos de $$ en los ojos la cuenta no da. Reed expone en Forbes que en la mayoría de las rutas las aerolíneas necesitan ocupar alrededor del 65% de sus asientos para cubrir plenamente sus costos operativos. Sin embargo, datos desde enero de este año indican que sólo tres rutas desde Miami y una desde Fort Lauderdale a La Habana alcanzan o sobrepasan ese porcentaje, mientras que el promedio de otras ocho es de 54,8 %.

Por otra parte, las aerolíneas sí se verían afectadas por otro aspecto de la rciente revisión de política de Trump: la de prohibir en la llamada categoría de los llamados viajes "de pueblo a pueblo" de los estadounidenses a Cuba la posibilidad de hacerlos individualmente y por cuenta propia, sin ceñirse al itinerario de una agencia de excursiones.

El presidente del USCTEC, John Kavulich, comentó a la cadena Fox: "La administración Trump está diciendo que ya no vamos a permitir que ciertas categorías de (viajes de) pueblo a pueblo (se hagan) individualmente; lo que hace esto es afectar a las aerolíneas, porque a ellas les beneficiaba que la gente simplemente se montara en un avión y se dirigiera a Cuba con propósitos distintos de los que se supone podían hacer".

A futuro

La Habana, sin duda, se perfila como el más rentable de los destinos cubanos para las empresas de transporte aéreo, tanto ahora como en una hipotética era post-embargo, pero el colaborador de Forbes apunta que los esfuerzos por conseguir las frecuencias vacantes no se deben a una esperanza de obtener ganancias a corto o mediano plazo.

Obedecen más bien a la intención de asegurar derechos de ruta que pueden valer algo en el futuro, bien porque podrían ser vendidos más tarde con ganancia a un competidor más fuerte, o porque servirían para proteger sus cuotas de mercado en lugares como el sur de la Florida, donde vive un gran número de cubano-americanos que van a querer visitar de vez en cuando a su país de origen y sus familiares.

Mientras tanto el Departamento de Transporte no ha anunciado aún un calendario para la reasignación de las frecuencias dejadas por Spirit y Frontier.

Reed concluye diciendo que no está nada claro cuándo el "mercado zombie" de los viajes a Cuba llegará a cobrar vida y que mientras tanto, hay en los EE.UU. mercados poco explorados como el de Mississippi, con “oportunidades mucho más sólidas de dividendos para las aerolíneas que las que existían en toda Cuba. Ese es el caso todavía hoy, y probablemente lo seguirá siendo por muchos, muchos años más”.

Vea todas las noticias de hoy

Demócratas y republicanos se unen en Washington en recordación de los valientes del #11JCuba

Los congresistas María Elvira Salazar, Carlos A. Giménez, Debbie Wasserman Schultz y Rob Menéndez, junto con la activista cubana, Carolina Barrero, conmemoran el 3er aniversario del 11J en Cuba. Washington, DC 11 de julio 2024
Los congresistas María Elvira Salazar, Carlos A. Giménez, Debbie Wasserman Schultz y Rob Menéndez, junto con la activista cubana, Carolina Barrero, conmemoran el 3er aniversario del 11J en Cuba. Washington, DC 11 de julio 2024

Congresistas estadounidenses de ambos partidos recordaron la gesta del 11 de julio de 2021, cuando decenas de poblados y ciudades de la isla levantaron sus voces por el fin del régimen comunista.

Getting your Trinity Audio player ready...

Los congresistas republicanos María Elvira Salazar y Carlos A. Giménez, y sus colegas demócratas, Debbie Wasserman Schultz y Rob Menéndez, junto con la activista cubana exiliada, Carolina Barrero, sostuvieron una conferencia de prensa para conmemorar el tercer aniversario de las protestas del 11 de julio del 2021 en Cuba.

“Hoy hace tres años, valientes cubanos salieron a las calles protestando y pidiendo libertad y el fin de la opresión del régimen castrista. Estos cubanos no tenían ni comida, ni electricidad, ni agua, ni medicinas, lo habían perdido todo. Y también habían perdido el miedo ese mismo día, pero el régimen castrista cruel, tirano, los golpeó”, dijo la congresista Salazar de origen cubano.

El también republicano, representante Giménez, declaró que el grupo bipartidista estaba unido y enfocado “en la causa de la libertad de Cuba”.

“Estados Unidos debe ser el campeón de la libertad en nuestro hemisferio. No podemos tolerar el comunismo, ni ningún tipo de dictadura, en nuestro hemisferio. Estados Unidos tiene la responsabilidad moral de denunciar las continuas violaciones de derechos humanos y exigir la liberación de todos los presos políticos”, expresó el cubanoamericano.

Su colega demócrata, la congresista Wasserman-Schultz dijo que los cubanos prodemocracia han sido silenciados y que otros deben ser su voz y exigir el fin de la opresión del régimen cubano.

Añadió que le inspira el valor de los que salieron a las calles ese día y que quiere asegurarse de que el Congreso de Estados Unidos cumpla con su obligación moral de combatir el comunismo y dar esperanza a quienes lo necesitan.

“Lo que vimos hace tres años fue una chispa que sigue encendida en la isla, una chispa de esperanza y de cuál puede ser el futuro de la isla, y esperamos que las voces en la isla sigan sabiendo que las apoyamos aquí en los Estados Unidos”, declaró el Representante Menéndez, hijo del senador de origen cubano Bob Menéndez.

Mientras tanto, la activista Carolina Barrero expresó que el 11 de julio del 2021 marcó un punto de partida en la historia de Cuba, añadiendo que ese día, “los cubanos probaron lo que la libertad se siente como una experiencia colectiva. No hay vuelta atrás”.

“Tomémonos un momento para honrar la valentía de mujeres como Lizandra Góngora y su No Es No; la poesía y la dignidad de las hermanas Garrido, la fuerza de Saylí Navarro, Sissi Abascal, Aymara Nieto, Mailene Nogeras y Yunaiki Linares. Valoremos la determinación de los jóvenes, porque el futuro les pertenece: Andy García, Angel Jesús Véliz Marcano, y mis amigos Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, quienes inspiran a todo un país a atreverse a vivir”, pidió Barrero recordando a los presos políticos cubanos.

Además pidió que se reconociera “el liderazgo y el servicio” de los disidentes Felix Navarro y José Daniel Daniel Ferrer.

Obispos Católicos de EEUU piden a Blinken que saque a Cuba de Lista de Patrocinadores del Terrorismo

FOTO ARCHIVO. La Comisión Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos exhorta al Secretario Blinken a que “levante la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo”. REUTERS/Evelyn Hockstein/Pool
FOTO ARCHIVO. La Comisión Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos exhorta al Secretario Blinken a que “levante la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo”. REUTERS/Evelyn Hockstein/Pool

Monseñor Elías Zaidan, presidente de la Comisión Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU, pidió que sea levantada la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo.

Getting your Trinity Audio player ready...

La Comisión Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos envió el martes una carta al Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidiéndole que levante la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo.

La carta firmada por el Presidente de la Comisión Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Monseñor Elías Zaidan, exhorta al Secretario Blinken a que “levante la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo, y “a que maximice el compromiso de nuestro país por el bien del pueblo cubano”.

"En 2021, cuando la administración anterior designó a Cuba como estado patrocinador del terrorismo, Monseñor David Malloy, mi predecesor como presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, expresó su profundo desacuerdo, enfatizando nuestra posición histórica a favor de la robusta cooperación bilateral para el bien de los pueblos estadounidense y cubano", escribió Zaidan.

Además, agregó una cita de Malloy en la que afirma que "durante décadas, junto con la Santa Sede y la mayoría de la comunidad internacional, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos ha instado a la colaboración y a las relaciones mutuamente beneficiosas entre Estados Unidos y Cuba, así como el levantamiento total del embargo económico contra la isla".

Asimismo, Monseñor Zaidan expresó en su carta al Secretario Blinken que en mayo del 2024, cuando el Departamento de Estado presentó al Congreso la Lista de Países Que No Cooperan Plenamente con los Esfuerzos Antiterroristas, a su organización le complació ver que, a diferencia de los últimos años,Cuba no estaba incluida en dicho listado.

En mayo, en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Blinken, afirmó que no hay planes para remover a Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

En diciembre del año pasado, el Departamento de Estado explicó que para retirar a un país de la Lista de Países Patrocinadores de Terrorismo, se deben cumplir criterios y leyes específicos.

"Cualquier revisión de la inclusión de Cuba en la lista, si llegase a ocurrir, estaría basada en la ley y los criterios establecidos por el Congreso", subrayó en ese momento el vocero Mathew Miller.

TSA justifica visita de funcionarios cubanos a aeropuertos en EEUU

Audiencia del Subcomité de Transporte y Seguridad Marítima de la Cámara de Representantes sobre la visita de funcionarios cubanos a aeropuertos de EEUU, celebrada el 9 de julio del 2024. (Captura de video/Comite de Seguridad Nacional)
Audiencia del Subcomité de Transporte y Seguridad Marítima de la Cámara de Representantes sobre la visita de funcionarios cubanos a aeropuertos de EEUU, celebrada el 9 de julio del 2024. (Captura de video/Comite de Seguridad Nacional)

La Agencia de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos defendió en una audiencia la necesidad de las visitas de funcionarios cubanos a los aeropuertos donde se reciben vuelos de Cuba. Los políticos cubanoamericanos criticaron esta postura.

Getting your Trinity Audio player ready...

Las recientes visitas de funcionarios cubanos a aeropuertos en Estados Unidos fueron el tema en la audiencia “Examinando las relaciones de la TSA (Agencia de Seguridad del Transporte) con los adversarios estadounidenses”, celebrada este martes en el Subcomité de Transporte y Seguridad Marítima del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

El congresista republicano, Carlos A. Giménez, al frente de este Comité, dijo que “la TSA y el Departamento de Estado no tomaron en serio la amenaza de los funcionarios cubanos en suelo estadounidense” durante la visita a sus aeropuertos, lo que le lleva a opinar que “no creen que Cuba represente ninguna amenaza real para los Estados Unidos”.

“La TSA y el Departamento de Estado no notificaron ni coordinaron esta visita con la autoridad del aeropuerto, los funcionarios estatales y locales, y no notificaron al Congreso su intención de albergar un Estado patrocinador del terrorismo en suelo estadounidense”, protestó el representante cubanoamericano.

A su juicio, esto demuestra "la negligencia" de la TSA y pone en duda la capacidad de esta agencia federal para interactuar adecuadamente con gobiernos extranjeros adversarios, como la República Popular China, la Federación de Rusia y la República de Cuba”.

Giménez también criticó el proceso de aprobación de las visas para estas delegaciones cubanas, que según explicó la Administradora Adjunta Ejecutiva para Operaciones de Seguridad de la TSA, Melanie Harvey, se llevaba a cabo con la información provista por Cuba.

“¿Así que se examina a un agente de un Estado patrocinador del terrorismo con el Estado patrocinador del terrorismo, así es como examinan a la gente?, preguntó el congresista.

“Usamos la información del pasaporte enviada por el gobierno extranjero para realizar la investigación de antecedentes, sin importar de qué país sean”, contestó la funcionaria de la TSA.

En un año, 2.4 millones de viajeros entre Cuba y EEUU

El representante demócrata, Shri Thanedar, miembro de alto rango de este comité , dijo que “durante el año pasado, aproximadamente 2.4 millones de pasajeros viajaron entre Cuba y Estados Unidos, brindando oportunidades para el turismo y las conexiones familiares, que sirven como salvavidas fundamentales para muchas personas durante los actuales desafíos económicos y humanitarios de Cuba”.

“Negar a los funcionarios cubanos la oportunidad de visitar aeropuertos estadounidenses pondría en riesgo la seguridad de los pasajeros aéreos y, en última instancia, perjudicaría al pueblo cubano y estadounidense mucho más que al gobierno cubano”, opinó.

También señaló que estas visitas de funcionarios cubanos a aeropuertos estadounidenses también se llevaron a cabo durante la administración del presidente republicano Donald Trump y que en ese entonces “no hubo protestas por parte de los republicanos”.

La Administradora Adjunta de la TSA Harvey, se disculpó por no haber hecho un mejor trabajo de coordinación con el aeropuerto de Miami y los funcionarios locales para la visita más reciente de las autoridades de aviación cubanas.

Harvey explicó que desde la aprobación en 1985 de la Ley de Seguridad Internacional y Cooperación para el Desarrollo, el Congreso ha otorgado a la TSA la responsabilidad de evaluar la eficacia de las medidas de seguridad en los aeropuertos extranjeros que sirven como último punto de salida hacia Estados Unidos y que también honran el estándar internacional de intercambio de información sobre programas de seguridad, formación y control de calidad.

A una pregunta sobre ejemplos específicos de cómo estas interacciones entre funcionarios de aviación han beneficiado a Estados Unidos, la funcionaria dijo que en el caso de Cuba habían visto al gobierno desplegar más tecnología, específicamente la tecnología de detección de explosivos en todos sus aeropuertos, que “no tenían hace algunos años”.

Los senadores Rick Scott y Marco Rubio y los congresistas Carlos Giménez, María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart, enviaron el pasado 21 de mayo una carta a Administración del presidente Joe Biden exigiendo una explicación acerca de la reciente visita de oficiales cubanos a instalaciones del Aeropuerto Internacional de Miami.

Tras la visita de los funcionarios cubanos al Aeropuerto de Miami el dia 20 de mayo, el senador cubanoamericano Marco Rubio y Giménez presentaron el proyecto de Ley de Aeropuertos Seguros frente a los Enemigos (SAFE, por sus siglas en inglés) ante el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos, respectivamente.

Después de que surgieran quejas por la visita de la delegación cubana, un funcionario del Departamento de Estado dijo a Martí Noticias que la TSA ha realizado frecuentes evaluaciones de aeropuertos en Cuba desde 2003, y que Cuba comenzó a enviar visitas recíprocas ocasionales a Estados Unidos en 2011, que continuaron durante la administración del presidente Donald Trump hasta el día de hoy.

El régimen cubano envió en mayo otra delegación a aeropuertos de Estados Unidos, esa vez invitados por la Administración Federal de la Aviación, según conoció Martí Noticias por documentos internos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba a los que tuvo acceso.

La Cámara aprueba propuesta de 35 millones en fondos para la democracia en Cuba

La Cámara de Representantes aprueba por 212 votos contra 200 la Ley de Asignaciones Estatales, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados de 2025, 28 de junio del 2024. (Captura de video/C-Span)
La Cámara de Representantes aprueba por 212 votos contra 200 la Ley de Asignaciones Estatales, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados de 2025, 28 de junio del 2024. (Captura de video/C-Span)

La Ley de Asignaciones Estatales, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados de 2025 financia prioridades de seguridad nacional y política exterior.

Getting your Trinity Audio player ready...

La Cámara de Representantes aprobó este viernes, por 212 votos contra 200, la Ley de Asignaciones Estatales, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados de 2025, que propone, entre otras cosas, $35 millones de dólares para el financiamiento de la democracia en Cuba.

El presidente del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, el republicano Tom Cole, dijo en un comunicado que la aprobación del proyecto de ley “supone un paso fundamental para garantizar que los estadounidenses estén más seguros en casa y en el extranjero”.

Por su parte, el congresista republicano por la Florida, Mario Díaz-Balart, que preside del Subcomité de Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Departamento de Estado del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, expresó en un comunicado su satisfacción con la aprobación del Proyecto.

El representante dijo que la legislación defiende las prioridades clave de seguridad nacional de Estados Unidos al apoyar a aliados como Israel y Taiwán y contrarrestar a adversarios como la China comunista, los estados terroristas de Irán y Cuba y a las organizaciones terroristas como Hamás y Hezbolá.

“El proyecto de ley de financiación estatal y de operaciones exteriores para el año fiscal 2025 promueve la libertad global, manifiesta una fuerte solidaridad con nuestros aliados y se mantiene firme contra las fuerzas malignas que socavan la seguridad nacional de Estados Unidos”, expresó el cubanoamericano.

Según precisó, la legislación financia las prioridades de seguridad nacional y política exterior, reduce el gasto innecesario y al mismo tiempo defiende valores clave de Estados Unidos.

“Entre las muchas victorias, logramos una reducción del 19% del Presupuesto del Presidente y un recorte del 11% de los niveles promulgados para el año fiscal 2024”, dijo el republicano.

Díaz-Balart opinó que la aprobación en la Cámara pone al grupo en una major posición para comenzar las negociaciones con el Senado.

El miércoles, hablando ante el pleno de la Cámara, el congresista señaló que el proyecto de ley aumenta el apoyo a la libertad y la democracia del pueblo de Cuba al proporcionar $35 millones para financiamiento de la democracia y $35 millones para la Oficina de Transmisiones a Cuba.

“También limita los intentos de la administración Biden de promover el compromiso con los llamados empresarios en la cerrada economía comunista de Cuba. Permítanme ser claro: los únicos empresarios verdaderamente independientes en Cuba están en prisión”, dijo.

La Casa Blanca afirmó en una Declaración de Política fechada el 24 de junio del 2024 que si el proyecto de ley llegara al escritorio del presidente, él lo vetaría ya que, según la administración Biden, este resultaría en cortes profundos para aplicación de la ley, educación, vivienda, atención médica, seguridad del consumidor, programas energéticos y servicios de nutrición esenciales.

El comunismo fracasó en Cuba y el pueblo ansía controlar su propio destino, dice funcionario de EEUU

Vecinos en El Vedado, La Habana, sonaron calderos y gritaron a viva voz sus demandas al gobierno, entre ellas libertad, en octubre de 2022. Jacobstein aseguró que el pueblo cubano está ansioso por controlar su propio destino (YAMIL LAGE / AFP)
Vecinos en El Vedado, La Habana, sonaron calderos y gritaron a viva voz sus demandas al gobierno, entre ellas libertad, en octubre de 2022. Jacobstein aseguró que el pueblo cubano está ansioso por controlar su propio destino (YAMIL LAGE / AFP)

Una audiencia ante el Subcomité del Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes abordó el impacto de la política de la actual administración hacia Cuba.

Getting your Trinity Audio player ready...

El Subsecretario Adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado, Eric Jacobstein, opinó este jueves que el comunismo fracasó en Cuba, que el pueblo cubano está ansioso por controlar su propio destino económico y que Estados Unidos cree que el dinámico sector privado cubano ofrece a los cubanos comunes y corrientes la oportunidad de una vida mejor.

“Hoy en día, más de un tercio de la fuerza laboral cubana trabaja en alguna de las más de 11.000 empresas privadas de la isla. El pueblo cubano todavía ve a Estados Unidos como un socio preferido. Por lo tanto, no podemos ceder espacio a Rusia o China y debemos seguir fomentando el crecimiento del sector privado”, declaró en una audiencia ante el Subcomité del Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes.

El subsecretario Jacobstein dijo que la política de Estados Unidos hacia Cuba se centra en el apoyo al pueblo cubano, incluidos sus derechos humanos y libertades fundamentales, y su bienestar político y económico.

El Subsecretario Adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental, Eric Jacobstein, testifica ante el Subcomité del Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes, el 27 de junio del 2024. (Captura de video/Subcomité del Hemisferio Occidental)
El Subsecretario Adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental, Eric Jacobstein, testifica ante el Subcomité del Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes, el 27 de junio del 2024. (Captura de video/Subcomité del Hemisferio Occidental)

La labor de USAID

Por su parte, el administrador adjunto para la Oficina para América Latina y el Caribe de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Greg Howell, destacó cómo esta entidad ha ayudado a capacitar a cientos de periodistas “cuyo trabajo en los principales medios internacionales ha contrarrestado la manipulación de la información por parte del régimen cubano, documentando las difíciles condiciones en la isla y resaltando las violaciones de derechos humanos por parte del gobierno”.

“Durante casi 30 años, a lo largo de cuatro administraciones estadounidenses, la ayuda estadounidense ha ayudado al pueblo de Cuba frente al gobierno opresivo, apoyando los derechos humanos, las libertades fundamentales y los valores democráticos mediante el fortalecimiento de la sociedad civil y proporcionando un mejor acceso a la información”, dijo Howell.

Intercambio con funcionarios cubanos

A preguntas de la congresista republicana, María Elvira Salazar, quien preside el Subcomité del Hemisferio Occidental, sobre la más reciente visita de otra delegación cubana al Aeropuerto Internacional de Miami, esta vez invitados por la Administración Federal de la Aviación, Jacobstein reiteró que las visitas “tienen como objetivo promover la seguridad de la aviación".

El funcionario mencionó que la Agencia de Seguridad del Transporte "ha coordinado con la Autoridad de Aviación Civil de Cuba durante años sobre medidas de seguridad aeroportuaria".

Salazar cuestionó si la Administración del presidente Joe Biden estaba tratando de "crear un escenario" que pudiera facilitar la salida de Cuba de la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo.

“Cualquier revisión del estatus de Cuba en dicha lista, en caso de que ocurriera, se basaría en la ley y los criterios establecidos por el Congreso”, contestó el funcionario.

Los médicos cubanos enviados al exterior

La representante cubanoamericana también le preguntó a Jacobstein qué podía hacer el gobierno de Estados Unidos ante el envío a Honduras de un grupo de 96 médicos cubanos, a los que consideró como profesionales “esclavizados por el gobierno de la presidenta Xiomara Castro”.

“Seguimos instando a los países que estén considerando contratar a trabajadores cubanos a que mantengan los acuerdos transparentes y respeten los derechos humanos y los derechos laborales internacionalmente reconocidos”, respondió.

Por su parte, la congresista republicana sugirió que Estados Unidos no permita la entrada al país de cualquier funcionario del gobierno hondureño que esté involucrado en la trata de personas de médicos cubanos.

Esta misma semana, el Informe sobre Tráfico de Personas del 2024, divulgado por el Departamento de Estado norteamericano, denuncia que entre el 1ro de abril de 2023 hasta el 31 de marzo de 2024, había una política o patrón gubernamental para sacar provecho del trabajo forzoso en el programa de exportación de mano de obra, que incluía las misiones médicas en el extranjero.

El Informe sobre el Tráfico Humano apunta que La Habana "continuó desplegando trabajadores cubanos afiliados al gobierno en países extranjeros utilizando tácticas engañosas y coercitivas".

En la audiencia de este jueves, el representante demócrata Joaquín Castro, miembro de alto rango del Subcomité, llamó a centrar las conversaciones en cómo trabajar pragmáticamente con los países de la región.

El congresista de Texas alegó que la retórica de la Guerra Fría sólo ayuda a los líderes autoritarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua a seguir justificando su negación de los derechos económicos, políticos y sociales de sus pueblos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG