Enlaces de accesibilidad

Por qué los estadounidenses pierden interés en viajar a Cuba


Turistas se toman una selfie durante un paseo en un auto clásico en La Habana.

Según una encuesta de la agencia de seguros Allianz Global Assistance, citada en un reportaje del sitio digital MarketWatch, este año los estadounidenses están menos interesados en viajar a Cuba que en 2016.

Un año después de que los estadounidenses comenzaron a viajar a Cuba alentados por una política más flexible hacia la isla, el entusiasmo de los primeros momentos parece haber disminuido.

Según una encuesta de la agencia de seguros Allianz Global Assistance, citada en un reportaje del sitio digital MarketWatch, este año los estadounidenses están menos interesados en viajar a Cuba que en 2016.

La encuesta realizada a 1,514 personas, encontró que el 76% no tiene planes de viajar a Cuba este año, en comparación con el 70% en 2016. Contrario al incremento proyectado por las autoridades turísticas cubanas, solo el 2% de los encuestados planea viajar a Cuba en los próximos seis meses o a fines de 2017, una cifra similar a la de 2016; mientras que el 60% respondió que “no le gustaría viajar a Cuba”, comparado con el 58% en 2016.

Aunque después del entusiasmo inicial algunos de estos cambios eran esperados, la tendencia de los vuelos a Cuba sugiere también que la demanda está por debajo de las expectativas, dijo el especialista en viajes aéreos Brian Sumers, al sitio Skift.

“Cuando el país abrió sus puerta casi todas las aerolíneas de Estados Unidos estaban obsesionadas con conseguir rutas aéreas a Cuba, y ahora hasta donde tengo entendido, muchos vuelos están vacíos”, afirmó.

El reportaje de MarketWatch, firmado por la periodista Kari Paul, señala que de hecho, el entusiasmo inicial para viajar al, hasta entonces país prohibido, dio paso a dilemas morales sobre la escasez de alimentos en la isla y otros problemas causados por el turismo, así como puso al descubierto el limitado acceso a internet, el bajo estándar de los hoteles y la falta de agua corriente.

El estudio de Allianz reveló que los problemas de la infraestructura turística son la causa principal del desaliento para el 13% de los estadounidenses que han viajado a Cuba.

La disminución de la demanda ha provocado que varias aerolíneas reduzcan o suspendan sus viajes a Cuba, entre ellas Silver Airway, basada en la Florida, que canceló sus nueve rutas a Cuba.

La aerolínea Frontier cancelerá para el 4 de junio su ruta Miami-Habana, ya que los costos de operación, superan significativamente lo previsto inicialmente, anunció AmericaWatch citando a un vocero de Frontier.

“Los costos del servicio a La Habana continúan superando la demanda”, dijo el presidente de Spirit Airlines, Bob Fornaro. La aerolínea cancelará su último viaje a Cuba el primero de junio.

Summers considera que la autorización para viajar a Cuba, limitada a doce categorías específicas, mantiene a los estadounidenses esperando por mejores condiciones.

“Usted no puede ir a Cuba a sentarse en la playa y divertirse, que es lo que los estadounidenses hacen exactamente en vacaciones”, afirmó Summers. “Para mucha gente visitar a Cuba causa dolor, no es un lugar fácil, se necesita mucho deseos de viajar a un país así”, agregó.

Para el sitio digital Kayak el interés de viajar a Cuba es todavía alto aunque no se mantenga el entusiasmo inicial. El portal especializado en turismo encontró que las búsquedas en internet relacionados con Cuba aumentaron un 173% el pasado mes de abril, comparado con el mismo mes de 2016 y ubicó a la isla en primer lugar de las tendencias de viaje en 2017.

Sin embargo, es importante destacar que los datos de Kayak reflejan solo búsqueda, no reservaciones, dijo Dave Solomito, vicepresidente de mercadeo.

“Es posible que la gente haga búsqueda sobre viajes a Cuba para explorar sus opciones, pero deciden no ir cuando conocen las restricciones existentes, y las condiciones de hospedaje que todavía son muy limitadas”, afirmó.

Para Solomito, los hoteles en Cuba son caros teniendo en cuenta que muy pocos de ellos tienen las mismas comodidades que en Estados Unidos, y aunque las viviendas privadas son más baratas, muchos de los hospedajes de Airbnb están por debajo de lo que se ofrece en otros países.

MarketWatch asegura que la incertidumbre sobre el futuro de los viajes a Cuba se produce tras la cifra récord de cuatro millones de turistas que visitaron la isla en 2016 y en medio de las proyecciones de 4.1 millones para este año, que han anunciado las autoridades turísticas de la isla.

(Redactado por Pablo Alfonso, con información de MarketWatch)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG