Enlaces de accesibilidad

Tillerson insta a socios de la coalición internacional a permanecer unidos en la lucha contra el Estado Islámico


El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, asiste a la reunión ministerial de la Coalición Global para derrotar a ISIS.

En un discurso durante una reunión de ministros de Exteriores de la coalición internacional, celebrada en Kuwait y retransmitido por la televisión estatal, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, hizo hincapié en que el EI aún no ha sido derrotado.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, y el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, se reunieron hoy en Kuwait en el marco de la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Irak después del final de la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Tillerson aseguró en una rueda de prensa tras el encuentro que "Irak venció al EI, pero con un elevado precio", por lo que mostró el apoyo de Washington a la reconstrucción del país y a las reformas económicas para favorecer las inversiones extranjeras.

"EEUU apoya el esfuerzo de Irak en la lucha contra la corrupción y trabaja para atraer inversiones (estadounidenses) al país", destacó el enviado, quien añadió que su Gobierno también está comprometido en la cooperación en los sectores del comercio y los servicios.

"El trabajo en Irak puede ser complicado, pero el país tiene grandes posibilidades" en el futuro, aseguró Tillerson.

Asimismo, dijo que actualmente existen acuerdos comerciales entre los dos países por un valor de 2.000 millones de dólares, a través de empresas estadounidenses como Boeing y General Electric.

Además, anunció que el Banco de Exportaciones e Importaciones estadounidense (EXIM) firmará un memorándum de entendimiento con Irak para ofrecer al país 3.000 millones de dólares.

Por su parte, Al Abadi agradeció el apoyo de "los países amigos" para reconstruir el país después de la lucha contra el EI, que -subrayó- Irak llevó a cabo a pesar de la falta de fondos.

"Los iraquíes liberaron su país, además de destruir al EI, que representa un peligro para todo el mundo", destacó Al Abadi.

Ahora, Irak "está de pie", pero se apoya sobre "los escombros de la guerra", añadió el jefe del Gobierno, que pidió el apoyo de la comunidad internacional para que los desplazados puedan regresar a sus hogares.

En ese sentido, detalló que la infraestructura y las viviendas sufrieron graves daños a manos de Dáesh (acrónimo en árabe de EI), y 150.000 casas fueron destruidas de forma completa o parcial durante el conflicto, que se prolongó entre mediados de 2014 hasta finales de 2017.

Ayer, en el comienzo de la conferencia internacional en Kuwait, Irak pidió un total de 88.200 millones de dólares para la reconstrucción del país y espera recaudarlos de aquí a mañana, cuando concluye el encuentro de donantes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG