Enlaces de accesibilidad

Gira de Rex Tillerson por América Latina molesta a Castro y a Maduro


La canciller de Perú, Cayetana Aljovín (d), recibe al Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, durante conferencia de prensa hoy, 5 de febrero de 2018, en Lima

El régimen de Cuba, que se sostiene en una ideología que proclama la violencia como premisa primera y que ha exportado revoluciones y apoyado grupos terroristas en todo el mundo, afirmó que el Gobierno de Estados Unidos desconoce que esta es una región comprometida con la defensa de la paz.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo el lunes que aún es pronto para saber si el presidente Donald Trump asistirá la Cumbre de las Américas que Lima albergará en abril.

“En cuanto a la asistencia del presidente Trump, no hay una decisión final”, dijo Tillerson durante una conferencia de prensa que ofreció junto a su homóloga peruana Cayetana Aljovín.

“La agenda del presidente normalmente no la confirmamos con tanta anticipación. Pero él sopesa su asistencia y tendremos más para anunciar cuando haya una decisión definitiva”, agregó.

Tillerson también señaló que corresponde a Perú en su calidad de anfitrión decidir a qué países invitar.

Cuando una reportera preguntó a ambos funcionarios si habían tomado alguna decisión sobre recibir al presidente izquierdista venezolano Nicolás Maduro a la cumbre, Aljovín respondió: “no hemos podido tomar ninguna decisión toda vez que no ha llegado respuesta formal”, dijo.

Perú y Estados Unidos integran un grupo de países americanos que han acusado a Maduro de incurrir en tendencias dictatoriales de corte comunista al celebrar elecciones que limitan desproporcionadamente a los candidatos opositores para crear una Asamblea Constituyente, que estos países desconocen.

En un acto de gobierno en Caracas, Maduro afirmó más tarde que Tillerson fracasó en su gira por América Latina, argumentando que fue una pérdida de tiempo dado que los gobiernos de derecha de la región supuestamente le dieron la espalda a sus "ideas extremistas" contra Venezuela.

Citando los comentarios de Tillerson en referencia a que Washington estudia implementar sanciones petroleras a Venezuela.

Tillerson visitó Lima durante su primera gira latinoamericana, que además incluye visitas a México, Argentina, Colombia y concluirá en Jamaica el 7 de febrero.

Tillerson además rehusó responder si Washington extraditará a Perú al expresidente Alejandro Toledo, quien reside en Estados Unidos y enfrenta acusaciones en su país de recibir 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Desde que Bill Clinton fue el anfitrión en Miami de la primera edición de la Cumbre de las Américas en 1994, los presidentes estadounidenses asistieron a las seis ediciones siguientes.

El predecesor inmediato de Trump en la Casa Blanca, Barack Obama, asistió a tres cumbres incluyendo la de 2009 en Trinidad y Tobago, donde le planteó a la región su deseo de trabajar como socios y donde le dio la mano al dictador cubano Raúl Castro, gesto que muchos analistas vieron después como un preámbulo de posterior entendimiento del presidente estadounidense y la dictadura más vieja del continente.

La ministra de Relaciones Exteriores de Perú dijo el lunes que acordó con el secretario de Estado Tillerson, la necesidad de seguir trabajando en la lucha contra el narcotráfico, días después de que e presidente Donald Trump amenazara con frenar la ayuda a paísesproductores de drogas.

"Hemos coincidido que en nuestra relación bilateral (la lucha contra el narcotráfico) es un tema que marca nuestra agenda", dijo Cayetana Aljovín. "Hemos coincidido en la necesidad de seguir trabajando para que este flagelo deje de ser uno de los temas que más daña en nuestra región", agregó.

La visita de Tillerson se produce luego de que Trump anunciara el viernes su intención de reducir la ayuda deWashington a algunos países, que no especificó, que envían droga a Estados Unidos y que "se están riendo de nosotros".

Por su parte el Ministerio de Exteriores del régimen castrista, que se sostiene en una ideología que proclama la violencia como premisa primera y que ha exportado revoluciones y apoyado grupos terroristas en todo el mundo, afirmó que el Gobierno de Estados Unidos desconoce que esta es una región comprometida con la defensa de la paz, tal como quedó consagrado en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en La Habana.

Y agrega que en su discurso demagógico que el Secretario de Estado de los Estados Unidos también vuelve con los fracasados condicionamientos a Cuba y, sin autoridad moral alguna, se entromete en los asuntos internos cubanos.

[Con información de agencias]

XS
SM
MD
LG