Enlaces de accesibilidad

Escala investigación sobre ataques a diplomáticos de EEUU en Cuba


El secretario de Estado, Rex Tillerson, fijará un comité de revisión de responsabilidades para evaluar el daño a los diplomáticos, mientras el director del Buró de Servicios Médicos del Departamento de Estado concluyó que definitivamente no se trató de un incidente de histeria masiva.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, convocará a una nueva investigación de alto nivel sobre los ataques que afectaron a personal diplomático y otros ciudadanos estadounidenses en Cuba.

La investigación estará a cargo de la Junta de Rendición de Cuentas, un panel especial que evalúa los casos en los que el personal o las instalaciones de EEUU han sufrido daños en el exterior, adelantó este martes el subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, durante una audiencia del Subcomité del Senado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental sobre Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos.

La nueva investigación se sumará a otras indagaciones del gobierno estadounidense que ya están en marcha, incluida una conducida por el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

La audencia llega en medio de una controversia sobre las distintas hipótesis y la veracidad de los incidentes aún sin aclarar que afectaron en el 2016 a 24 diplomáticos y sus familiares en Cuba.

​La audiencia fue presidida por el senador cubanoamericano Marco Rubio, quien desde hace meses ha hecho énfasis en la necesidad de llevar ante el Senado este espinoso asunto en las relaciones bilaterales entre Cuba y EEUU, y tuvo como miembro de mayor rango al senador demócrata por New Jersey, Bob Menéndez.

La audencia llega en medio de una controversia sobre las distintas hipótesis y la veracidad de los incidentes, aún sin aclarar.
La audencia llega en medio de una controversia sobre las distintas hipótesis y la veracidad de los incidentes, aún sin aclarar.

Marco Rubio interrogó al subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental acerca del manejo de esta entidad una vez que fueron notificados de los ataques. Preguntó si algún funcionario de la pasada administración, el Secretario de Estado, John Kerry, o el propio presidente Barack Obama fueron notificados de los incidentes. Palmieri respondió que sí habían sido alertados, lo mismo que el Consejo de Seguridad Nacional.

Preguntado sobre si EEUU había abordado el tema de los ataques con Rusia, Palmieri respondió que prefería manejar el asunto como información clasificada, lo mismo hizo con otras aristas del caso.

El secretario de Estado adjunto para Latinoamérica y el Caribe​ afirmó que una veintena de encuentros han ocurrido entre ambos gobiernos para abordar el tema y sostuvo en varias ocasiones que EEUU no tiene pruebas de que agentes cubanos perpetraran los ataques pero reiteró que La Habana, como mínimo, "falló" en su deber de proteger al personal estadounidense en la isla.

"Creemos que el Gobierno de Cuba tiene la respuesta a esto y deberían estar haciendo más para ayudarnos a resolverlo. El Gobierno de Cuba sabe lo que pasó, así que nos gustaría que nos lo contara y que no volviera a ocurrir", afirmó el subsecretario de Estado para Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, Steve Goldstein.

"Seguimos sin tener respuestas definitivas sobre la fuente o la causa del ataque, la investigación sigue en marcha, el más reciente ataque confirmado ocurrió en agosto de 2017", explicó Goldstein.

Dr. Charles Rosenfarb testifica en la Audiencia sobre ataques a diplomáticos de EEUU en Cuba.
Dr. Charles Rosenfarb testifica en la Audiencia sobre ataques a diplomáticos de EEUU en Cuba.

El doctor Charles Rosenfarb, a cargo del Buró de Servicios Médicos del Departamento de Estado de Estados Unidos, afirmó que es difícil determinar el agente causante de los ataques pero, en la mayoría de los casos, las personas han reportado algún tipo de incidente sónico, ya sea una vibración o un sonido alto.

Rosenfarb concluyó que definitivamente no se trató de un incidente de histeria masiva, como han sugerido otros expertos.

Existen "hallazgos exactos" en los exámenes médicos que no pueden ser fácilmente falsificados, aseguró el experto.

El director asistente de Seguridad Diplomática, Todd Brown, aseguró que no encontraron dificultades para entrar a Cuba a investigar los ataques.

El funcionario no pudo responder con certeza cuál es la naturaleza de estos ataques: "Yo no descarto nada. No estoy diciendo que sea un ataque
acústico, pero sí sabemos que hay un elemento acústico asociado con
ellos, que puede ser parte de otro estilo de ataque".

Reacción de Cuba

La directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, dijo a periodistas en La Habana que el Departamento de Estado "no tiene evidencia alguna que le permita afirmar que ha habido ataques contra sus diplomáticos en La Habana".

La funcionaria criticó incluso el uso reiterado de la palabra "ataque" en la audiencia celebrada el martes en Washington.

"Para el Gobierno cubano resultan inaceptables las irresponsables declaraciones realizadas por el secretario adjunto para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Francisco Palmieri", dijo.

También defendió la tesis de que "meses de investigaciones exhaustivas han demostrado que no ha existido ataque alguno".

La funcionaria incluso reiteró que el país "no tiene responsabilidad alguna en las afectaciones de salud reportadas por diplomáticos estadounidenses"..

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG