Enlaces de accesibilidad

Islas Caimán asegura que lidiar con balseros cubanos les cuesta $1 millón anuales


Refugiados cubanos hacen escalas en Islas Cayman

Declaró el primer ministro Alden McLaughlin durante una reunión con líderes de la región el pasado miércoles...

El Gobierno de las Islas Caimán pretende negociar con Cuba su acuerdo migratorio para reducir los excesivos costes económicos y humanos que le supone a este pequeño país las labores de rescate, acogida y posterior repatriación a la isla de los balseros. Según declaró el primer ministro Alden McLaughlin durante una reunión con líderes de la región el pasado miércoles, esta partida ha supuesto un gasto de más de 1 millón de dólares durante el último año fiscal. Sólo para atender a cubanos.

Para este territorio británico de ultramar, de sólo 69.000 habitantes y un PIB per cápita de 35.000 dólares, esto supone demasiado dinero. Tal y como señaló el primer ministro, citado por el diario Cayman Compass, “la tasa per cápita de inmigrantes ilegales excede el de la mayoría de países, incluido Estados Unidos”.

Según estos datos, cada ciudadano de Islas Caimán soportaría un gasto de casi 15 dólares anuales por este concepto. Por este motivo -asegura- su país no cuenta con los recursos necesarios para afrontar esta situación, al igual que otras naciones caribeñas, precisó McLaughlin.

Un grupo de balseos cubanos se dirige a las Islas Caimán. Foto: Duke University.
Un grupo de balseos cubanos se dirige a las Islas Caimán. Foto: Duke University.

Estas declaraciones se enmarcan dentro de las reuniones preparatorias que el gobierno de Islas Caimán está realizando de cara a una reunión de la ONU en Brasil para tratar el tema de los refugiados, en la que formaron parte tanto el primer ministro como el vicegobernador Franz Manderson. Él será el encargado de negociar con Cuba y Reino Unido los acuerdos sobre migración ilegal a finales de este mes de septiembre.

“Uno de los principales objetivos de esta agenda es la reducción del tiempo de repatriación para aquellos inmigrantes que no tienen un argumento válido para pedir asilo”, declaró el mandatario en relación al incremento de los costes de tramitación de las solicitudes para hacerse refugiado, en oposición al de los considerados como “inmigrantes económicos”, aquellos que llegan por mar y que buscan en su mayoría seguir camino hacia otros países de Centroamérica para llegar finalmente a su objetivo: Estados Unidos.

Durante los últimos 18 meses el número de balseros que han llegado a las costas de las Islas Caimán ha crecido, lo que ha supuesto incrementar el presupuesto para las repatriaciones, así como los gastos para acoger y ofrecer los cuidados médicos necesarios hasta su devolución.

El último caso es el de 26 cubanos que fueron repatriados el pasado martes, aunque permanecen otros 20 en el Centro de Detención de Inmigrantes

El último caso es el de 26 cubanos que fueron repatriados el pasado martes, según reporta el diario de Jaimaica, The Gleaner, el cual también informa que permanecen otros 20 en el Centro de Detención de Inmigrantes (trece hombres y siete mujeres), los cuales llegaron al país el día 2 de septiembre.

Según datos de Fredoom of Information (FOIA), la Islas Caimán dedicaron unos 750.000 dólares anuales en 2012 y 2013 para albergar, alimentar y repatriar a los inmigrantes cubanos, pero no se trata de un caso único en la región.

El representante regional adjunto de la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU ya puso en el mes de abril la voz de alarma sobre la presión migratoria de los pequeños estados localizados cerca de Cuba, aportando otro dato relevante: las Islas Turcas y Caicos, así como Bahamas, gastaron cada una más de 1 millón de dólares el año pasado en este concepto.

XS
SM
MD
LG